Corrupción K

Bossio, en la mira: denuncian millonario fraude en la Anses

La agencia favoreció al empresario Braga Menéndez, para que paute más publicidad en programas y medios como 6-7-8 y CN23

sábado 28 de octubre de 2017 - 7:39 am

La Oficina Anticorrupción denunció a la ANSES por la contratación irregular de la agencia Braga Menéndez para distribuir publicidad oficial del organismo durante el kirchnerismo.

La agencia K era invitada a presentarse a los concursos cerrados, a través de denominaciones diferentes, lo que hacía que siempre ganara Braga Menéndez S.A.

Según detalla el diario Clarín, con esta metodología recibió de forma irregular $ 118,14 millones, entre 2010 y 2015, cuando el organismo estaba a cargo del actual diputado peronista Diego Bossio.

Esta selección arbitraria de la agencia Braga Menéndez, vinculada al kirchnerismo, tenía como objetivo que esa agencia pautara cientos de millones de pesos en publicidad de ANSES en medios que estaban alineados con la gestión de Cristina Fernández de Kirchner.

Por ejemplo, 6-7-8 y CN23 fueron el programa y el canal de televisión que recibieron más publicidad de ANSES en 2015, con $35,8 millones y $ 39,9 millones, respectivamente.

También se destacó el portal de noticias del periodista K Roberto Navarro, Eldestape, que recibió $1.95 millón ese año.

“Sólo en relación al año 2015, lo gastado por órdenes de publicidad ascendió a casi novecientos millones de pesos. Para ser precisos fueron $899.280.169, repartidos en 2.881 órdenes de publicidad”, señala la denuncia de la Oficina Anticorrupción (OA).

Ese año, el gobierno apeló todos los juicios de los jubilados, porque decía que no tenía plata para pagarles la suma adeudada.

La denuncia por “negociaciones incompatibles con la función pública” recae sobre Rodrigo Martín Ruete y Guillermo Pino, por entonces secretario general y secretario de Prensa y Difusión de ANSES.

Pero podrían tener responsabilidad en la operatoria ilegal el subdirector de Administración y otros funcionarios “de mayor jerarquía dentro de la estructura de la ANSES”, que podrían “haber influenciado para que se hubiese favorecido a Braga Menéndez de la forma en que se realizó”, plantea la OA.

En cuanto a la contraparte empresarial de esta trama de corrupción, “podrían ser partícipes” del delito Fernando Braga Menéndez, Víctor Raúl Timerman y Juan Carlos Malagoli, que aparecen vinculados a las agencias Braga Menéndez, Comunicaciones Sudamericanas, Atómica y Asst.

La denuncia se basa en un informe de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN). Uno de sus puntos centrales es la “falta de justificación en la elección de los proveedores”.

Allí se mencionan casos bizarros, como la publicidad que pautaba ANSES con sitios web sin ninguna vinculación con los contenidos que el organismo oficial buscaba comunicar.

Uno es “la página www.elsitiodepixel.com.ar, que cuenta el día a día en la vida de un perro, donde se puede observar en sus entradas recientes títulos como ‘Conocí el amor’, ‘Siesta’, ‘Matecitos con mi humana’, ‘Posturas’, ‘Volví de las vacas’ y ‘Acá tomando una birraaaa’ Todo lo expuesta lleva a cuestionarse en cuál pudo haber sido el criterio de selección del medio”, dice la denuncia.

Y también menciona otro caso, de nueve páginas web de medios locales de la ciudad de Tandil, mediante un contrato firmado con Cimerman, de las cuales siete ya no se encuentran activas. Tandil es el lugar originario del entonces director ejecutivo de la ANSES, Diego Bossio.

La nota de certificación de una de esas páginas web, elespejoserrano.com.ar, “fue suscripta por Corina Alexander”, empleada de ANSES y de la Municipalidad de Tandil, “casada con una persona de nombre José Rubén Sentis, quien a su vez maneja la cuenta @Elespeojo Tandil, asociada a la página web referida”.

“De todo ello, se desprende que quien firma una de las certificaciones de los espacios que puso a disposición Cimerman es empleada de la ANSES y está casada con quien habría manejado el contenido de la publicación ‘El Espejo Serrano'”, dice la denuncia de la OA.

En la denuncia se plantea “la sospecha de la posible connivencia” del entonces gerente de Prensa y Difusión de ANSES, Guillermo Pino, que invitaba “de urgencia” a las cinco empresas vinculadas a Braga Menéndez.

“La convocatoria a cotizar a empresas con vinculaciones entre sí, no aparece como resultado de una casualidad. Es un elemento esencial para favorecer indebidamente a la empresa Braga Menéndez S.A.”, sostiene la denuncia de la OA.

También se menciona al entonces secretario general de ANSES, Rodrigo María Ruete, cuya función “no era aséptica en relación a los trámites en cuestión”, ya que era el funcionario que “ejecutaba la estrategia comunicacional interna y externa, operaba y administraba la política de comunicaciones”.

COMENTARIOS