Música

Hoy cumple años Charly García, el gran sobreviviente del rock nacional

Es parte de la banda de sonido de varias generaciones de argentinos y argentinas. Hoy cumple 66 años y lo festejamos con algunas de sus canciones

lunes 23 de octubre de 2017 - 10:50 am

Carlos Alberto García Moreno, conocido por todos como Charly García, cumple hoy 66 años. El músico que creó bandas como Sui Generis o Serú Girán, tuvo -y tiene- una exitosa carera solista, es parte de la banda de sonido de distintas generaciones de argentinos y argentinas. Es uno de nuestros ídolos a nivel nacional y trascendió fronteras cuando en 1995 grabó el recordado y exitoso MTV Unplugged.

Considerado por muchos como el mejor músico argentino de todos los tiempos -título basado en su capacidad compositiva, su oído absoluto y su destreza para tocar el piano- apareció en la escena musical en la década de 1970 cuando formó junto a Nito Mestre el recordado grupo Sui Generis.

sui generis

“Nos conocimos en el tercer año de secundaria. Él estaba en otro curso. En términos generales era tímido, absolutamente tímido y encerrado. Socializaba muy poco con el resto (…). No era quilombero, era todo para adentro”, recordaría Mestre en el mencionado libro 100 veces Charly.

Con Sui Generis, García empezó una verdadera carrera de éxitos que continuaría con su segundo grupo importante, La máquina de hacer pájaros; y luego con Serú Girán, hasta que en 1982 decidió seguir como solista. Ya eran tiempos de dictadura y, por supuesto, no era nada fácil hacer música.

“Fue la figura más creativa de la época, sobre todo si comparamos su obra de entonces con otros momentos de su propia producción musical. Me parece que fue central, en particular por su agudeza para poder decir, para trabajar la metáfora siempre vinculada a lo sonoro, a lo musical. En ese sentido, me parece que las canciones de Charly García son maravillosas y que, a diferencia de otras de la misma época, se bancan perfectamente el paso del tiempo”, analizó Sergio Pujol, especialista en el tema y autor del libro Rock y Dictadura, en una entrevista con Página 12 en noviembre de 2005.

Aunque la explosión a nivel continental llegaría en la década del ’80. Sus discos Yendo de la cama al living (1982), Clics modernos (1983), Piano Bar (1984) y Parte de la religión (1987) marcaron a fuego esa época post dictadura argentina y la expansión de su obra más allá de la frontera.

A diferencia de lo que sucedió -por ejemplo- con Soda Stereo, que basó su carrera en extensas giras por toda América, lo de Charly fue más local pero no por ello resultó menos reconocido en la región. Sin embargo, hubo un hito que sobresalió a mediados de los ’90 para el cantante: se trató del MTV Unplugged hecho en suelo estadounidense un año después de la publicación de La hija de la lágrima (1994).

El unplugged de García fue grabado el 4 de mayo de 1995 en los estudios de la cadena, en Miami, y quedó en la historia porque se vio al argentino en un altísimo nivel junto a su banda del momento, Los Cassandra Lange, a quienes Charly ya había despedido en varias ocasiones pero los reuniría -aunque sin Juan Carlos Bellia- para ese show especial.

En el 2000 volvió Sui Generis con la edición de un nuevo disco, Sinfonías para adolescentes, cuya presentación en el estadio de Boca Juniors reunió a más de 25.000 personas. Luego siguió con su carrera solista, aunque signada por sus problemas de adicción a las drogas.

Tantos años de excesos le iban a empezar a pasar factura a Charly y su salud comenzó a deteriorase. Así fue como el 9 de julio de 2008 fue internado en Mendoza por una neumonía. Luego tuvo una extensa estadía en la quinta de su amigo Palito Ortega, donde tras pasarla muy mal logró recuperarse para volver a los escenarios en 2009.

Ese año realizó un recital sorpresa en Luján y luego un memorable show en la cancha de Vélez, que el propio Charly denominó “El concierto subacuático” por la lluvia torrencial que cayó en Buenos Aires durante las poco más de dos horas que duró el espectáculo. Ese 23 de octubre de 2009 no era un día más. García cumplía años y lo festejaba como mejor sabe hacerlo: arriba de un escenario.

Estuvo internado en el Instituto Modelo de Cardiología por “su estrés por la presentación y porque es muy fumador. Eso provocó una crisis de hipertensión pero se recuperó bien y está estable”, decía el parte médico de ese momento.

En 2015 fue operado por una fisura de cadera y se le insertó un clavo, que fue retirado en otra intervención quirúrgica el 7 de marzo de 2016.

A fines del año pasado, el 21 de diciembre, volvió a ser hospitalizado por la complicación de una enfermedad viral que le provocó un cuadro de fiebre y deshidratación. A las 96 horas recibió el alta pero el 28 otra vez fue ingresado para realizarse un estudio y salió del hospital el 31 de diciembre.

El 24 de febrero de este año editó su decimotercer disco de estudio de manera solista y recibió buenas críticas del público y la prensa especializada.

COMENTARIOS