Elecciones 2017

Quiso votar y alguien ya lo había hecho por ella: mirá la foto

Sucedió en la escuela Santa María de Oro (San Martín). Marcela Alejandra Escudero denunció el hecho y aseguró que le negaron su derecho a sufragar

lunes 23 de octubre de 2017 - 6:26 am

El trago amargo que se llevó Marcela Alejandra Escudero (43) cuando fue votar después del trabajo no fue menor. “Es imposible, no podés votar porque ya lo hiciste”, le dijeron los ayudantes de mesa. Sorprendida y a la vez algo preocupada, la mujer expresó que era imposible tal cosa porque durante la mañana había estado trabajando.

Eran cerca de las 13.50 y entre la confusión nadie le podía dar una explicación concreta. “Les expliqué muchas veces que yo no había votado y me repetían una y otra vez que incluso ya estaba mi firma”, contó a Los Andes.

“Pero si esa no es mi firma, mirá, la mía es diferente. Quiero que me den el papelito donde consta que yo vine a votar pero que no puedo porque alguien lo hizo por mí”, dijo Marcela reconstruyendo el diálogo que mantuvo con el presidente de la mesa N°277 de la escuela Fray Justo Santa María de Oro, de San Martín, donde antes ha votado sin problemas.

“Me decían que el papelito no importa, que no me iba a pasar nada por no tenerlo, pero en realidad esto va más allá de un papel. No me permitieron votar cuando en realidad yo quería hacerlo porque estamos en democracia”, expresó la mujer, que se dedica al comercio y asegura que durante toda la mañana estuvo ocupada en su labor.

Por eso, justamente, repite que es imposible que se haya acercado a votar antes y de hecho, publicó su inquietud en su muro de Facebook ni bien le sucedió lo denunciado. “Cómo siempre las elecciones traen sorpresas, está vez me toco a mi, fui a votar y resulta que ya habían votado por mí, hasta han firmado con mi nombre… ¿Para quién habrá sido mi voto?”, escribió Marcela.

Al no obtener respuesta y ante la negación de los encargados de mesa, pidió que se labrara un acta donde constara tal episodio. También intervino una representante de la Junta Electoral que se dio cita en el lugar. Según Marcela, la mujer -cuyo nombre no trascendió- le explicó que si en realidad estaba su nombre y firma en la lista del padrón, ya no se podía hacer nada más que acudir mañana a la Junta para exponer el reclamo.

“También les preguntó a los chicos de la mesa si yo era la misma persona que ellos habían visto antes”, relató Marcela y agregó que ellos argumentaron que no podían recordar este detalle porque en realidad muchas veces las personas no se presentan de manera idéntica a lo que muestra la foto del Documento Nacional de Identidad.

“Me siento estafada y engañada porque en el caso de que haya un error, ¿por qué no hicieron algo para remediarlo?”, preguntó la mujer y consideró que tal vez hay otras personas a las que les ha pasado lo mismo y no se animan a denunciarlo.

COMENTARIOS