Salud

Qué relación existe entre la trombosis y los anticonceptivos

Desde su invención, los especialistas de todo el mundo no dejan de trabajar en su innovación pero también continúan investigando sobre sus efectos, y también sobre sus riesgos

viernes 20 de octubre de 2017 - 8:20 am

¿Cuáles son las probabilidades de padecer una trombosis por el uso de anticonceptivos? Las cifras indican que más de 100 millones de mujeres en el mundo recurren a estos métodos para controlar la fertilidad y los números aumentan cuando hablamos de países desarrollados.

Un estudio realizado por Kantar TNS el mes pasado en la República Argentina, reveló que quienes están informados sobre posibilidad de sufrir una trombosis, sólo reconocen 3 de más de 10 factores de riesgo vinculados a la patología. Padecer obesidad, haber tenido una trombosis venosa en el pasado y ser fumador son los ítems más identificados, aunque se deja de lado el hábito generalizado del consumo de anticonceptivos orales.

“Lo que sucede con este tipo de pastillas de ciertas combinaciones hormonales es que por un lado producen menos aumento de peso y otras molestias, pero por el otro aumentan el riesgo de generar trombosis, cáncer de mama, y de ovario, expresó la Dra. Vilaseca, especialista en Hematología.

trombosis

Las mujeres deben ser cuidadosas en cuanto al uso de pastillas anticonceptivas ya que puede ser un disparador de una trombosis. Como la incidencia aumenta con la edad, entre los 25 y 29 años, es aproximadamente de 0.4 a 1.5 por cada 10.000 mujeres por año, y es el doble (0.6 a 3) entre los 40 y 44 años en Occidente.

Entonces, la elección del tipo de anticonceptivo debe de estar individualizada según las características de la persona y sopesando la relación riesgo/beneficio que presenta el medicamento. Es decir que, al momento de que te prescriban un plan de anticoncepción hormonal, deberían hacerte una historia clínica detallada y evaluar su existen factores de riesgo que desaconsejen esa vía.

¿Y cuáles serían esos riesgos? Básicamente, antecedente de trombosis en la familia, o si hay una alteración en la coagulación de la sangre -además del tabaquismo y la obesidad-. Para el resto de casos, apuntan los expertos, no hay ninguna limitación.

Fuente: Ohlalá

COMENTARIOS