Mundo Insólito

Twitter se rinde ante el pingüino que se enamoró de quien no debía

Después de que su pareja durante 10 años lo abandonara, se enamoró de una figura de animé de cartón y, cuando tuvieron que retirarla, murió con el corazón roto

domingo 15 de octubre de 2017 - 5:42 pm

Parece un cuento infantil, pero es la pura verdad: un pingüino cobró fama en Internet por su historia de amor no correspondida, y ahora la gente lo llora en las redes tras su muerte el pasado 12 de octubre. Desde el zoológico Tobu en Saitama, Japón, los encargados del lugar compartieron el triste final del animal desde sus redes sociales.

“Grape-kun”, como se llamaba el ave, se hizo famoso en Japón porque a principios de año, en época de apareamiento, fue abandonado por su pareja con la que había convivido 10 años, algo que resultó inesperado para cuidadores y veterinarios, pues se ha demostrado que los pingüinos sólo tienen una pareja durante toda su vida.

Tras quedarse solo, Grape-kun se aisló del grupo y pasaba solo gran parte del día. El equipo del zoológico se preocupó por su actitud hasta que algo cambió. Al recinto llegó una campaña publicitaria del anime Kemono Friends, el cuál tenía como objetivo colocar en varias parte del lugar figuras de cartón de los personajes.

pingui

Grape-kun mostró interés en Hululu uno de los personajes de la serie. Los cuidadores cuentan que por esos días incluso se le vio con las alas extendidas y el pico hacia arriba, un rito de cortejo común.

El trágico final

La felicidad del pingüino terminó cuando los veterinarios del zoológico tuvieron que retirar a Hululu brevemente por miedo a que un tifón, anunciado en la zona, la destruyera. Al parecer lo único destruido fue el corazón del querido Grape-kun.

Según reportes el animal de 20 años cayó enfermo y, pese a los cuidados de los encargados del lugar, falleció. El animal fue enterrado junto a la figura de cartón.  Una vez confirmado el deceso el zoológico escribió una nota en Twitter:

“El pingüino de Humbold, Grape-kun, falleció ayer. Sinceramente gracias a todos por apoyarlo hasta ahora. Gracias también a Hululu, quien lo vigiló hasta el final. Y gracias, Grape-kun por todo este tiempo. Descansa pacíficamente en el cielo”.

 

En las redes sociales los usuarios conmovidos por la historia no dudaron en dedicarle tiernas imágenes de despedida al  pingüino. Incluso el creador del anime, Mine Yoshizaki, le dedicó una pieza conmemorativa en su honor. La obra de arte fue obsequiada al Tobu Zoo, que publicó la imagen en Twitter.

2

1

COMENTARIOS