Seguinos en nuestras redes

Nexoshow

El drama oculto de Ailén Bechara: anorexia, pastillas y depresión

La modelo reveló que sufrió trastornos alimentarios desde la adolescencia que se potenciaron ante las exigencias del medio por tener una figura delgada

Pasaron sólo tres años desde que Ailén Bechara, por entonces una ignota adolescente de 24 años que había llegado de Darregueira para estudiar Ciencias Políticas en Buenos Aires, desembarcó en el mundo del espectáculo. Primero se convirtió en una de las azafatas del programa de Guido Kaczka, pero fue su debut en la pista de Showmatch el que hizo estallar su popularidad.

“La vida me sorprendió para bien y me ha dado más de lo que soñé. Estoy eternamente agradecia a Dios, siempre”, reconoció la rubia, aunque el camino a la fama no fue fácil. “Soy muy insegura con mi cuerpo, mi peor enemigo es el espejo. Si hay que vivir a malla enteriza toda la vida. Tapada soy feliz”, reconoció.

Su regreso al ciclo de Marcelo Tinelli la obligó a someterse a una “dieta estricta”. “No soy una flacucha. Siempre tuve complejos. Estuve bastante complicada con el tema de la comida”, reveló en diálogo con Infobae.

“De chiquitita, (tenía) muchos (problemas alimenticios). Pasé por todas las cosas: no comía y pesaba 48 kilos, o me comía todo. Bulímica nunca fui, pero fui de tener problemas alimenticios, sí”, reconoció, al tiempo que destacó que fue su madre quien la llevó por primera vez a los 13 años a terapia para tratar el problema.

“Estoy tratando de aceptarme a mí frente al espejo. Hoy tengo 27 años, me siento bien plantada y puedo decir que me miro al espejo y digo: ‘Loca, es lo que hay, ya está’”, lamentó. “Trato de comer sano. Pero pasé por un millón de nutricionistas, por un montón de tratamientos, por un montón de mentiras, por un montón de todo. Por médicos truchos que te prometen adelgazar con la píldora mágica. He gastado mucha plata”.

Su lucha por verse bien la llevó a adentrarse en el consumo de pastillas para adelgazar y anfetaminas. “Tomé unas que no sabía lo que tenían pero calmaban la ansiedad, y al segundo mes me aumentaron la dosis y quedé tirada en una cama. Yo trabajaba con Guido y no podía salir de la cama porque me agarraba depresión”.

“Lloraba, lloraba y lloraba, y la llamaba a mi mamá y me acuerdo que mi vieja, preocupadísima en Darregueira, llamaba a la producción de Guido y les decía que me dolía la panza, que me dolía la cabeza. Siempre una excusa pero era eso, que me estaba matando. Obviamente me di cuenta, tiré todo al tacho de basura y nunca más”.

Abandonarlas no fue fácil. “Las dejé de un día para el otro, enloquecí y me dije: ‘Es esto que me está matando’, y las tiré. No me olvido más. Este médico después, de hecho, lo busqué en Google y había sido denunciado en un noticiero. He pasado por un montón de cosas, es algo que ha traumado mi vida. Hoy ya está, me acepto como soy, no me queda otra”.

Hoy las ilusiones pasan por el proyecto familiar que comparte con Agustín Jiménez, su novio desde hace 11 meses, con quien ya convive. “Me quiero casar, quiero tener hijos”, remató.

Nexoshow

Chano Charpentier blanquéo con una foto su romance con una modelo de 23 años

El cantante despejó dudas sobre su presente sentimental con una postal que la joven también compartió en sus redes

Desde hace semanas, la vida sentimental de Chano Charpentier cobró gran relevancia. El artista primero fue vinculado a Natalie Pérez y luego a una joven modelo que sería quien conquistó su corazón.

Se trata de Sofía Santos, una joven de 23 años con quien el cantante ya había sido visto muy acaramelado en un evento en el Hipódromo de Palermo.

Ahora, finalmente Chano compartió una foto juntos en sus redes dejando en claro su incipiente romance con la también influencer a quien ya le dedicaba mensajes en Instagram.

Con una foto de ambos y un emoji de corazón, el cantante confirmó la relación a través de Instagram ‘stories’, imagen que luego fue replicada por Sofía en su cuenta oficial.

Previo a esto, Chano y Sofía se habían mostrado junto a un famoso estilista al que el cantante había recurrido para renovar su look.

Continuar leyendo

Nexoshow

“La pasé feo”: Diego Brancatelli contrajo coronavirus por segunda vez

El periodista de Intratables contó que se aisló de su familia

La tercera ola de coronavirus sigue haciendo estragos en la Argentina y la televisión no está exenta: Diego Brancatelli contó que contrajo el brote por segunda vez.

El periodista había contraído Covid-19 en abril de 2021 y debió permanecer internado durante casi una semana por una neumonía bilateral. El protagonista informó a través de sus cuentas de Twitter e Instagram que tras presentar algunos síntomas, se realizó el hisopado cuyo resultado dio positivo para coronavirus.

“Anoche empecé con síntomas. La pasé feo. Amanecí peor. Por eso, no dudé: me hice el testeo y el resultado fue positivo”, escribió el panelista de Intratables (América) en Twitter. Y comentó que está “aislado de la familia” y “deseando que esta vez las vacunas hagan efecto y no la pase tan mal”. Por último, agregó: “¡A cuidarse todos!” y advirtió: “¡Vacunate! No regales tu vida!”.

Luego, en Instagram a­ñadió una foto en sus historias que lo muestra recibiendo la primera dosis de la vacuna, en marzo 2021, y expresó: “Espero que esta vez las vacunas eviten que la pase tan mal. A cuidarse y vacunarse”, reiteró el periodista y Vice Presidente 1° del Club Atlético Ituzaingó, de 45 años de edad.

Continuar leyendo

Nexoshow

María Julia Oliván, indignada por el trato que recibió su hijo en Aeroparque

La periodista relató el mal momento que le hicieron pasar en la terminal aeroportuaria al no respetar la prioridad por el trastorno que padece su familiar

María Julia Oliván se disponía a realizar un viaje junto a su pareja, Ariel Straccia y su hijo Antonio. Las vacaciones en Punta del Este estaban encaminadas hasta que arribaron a Aeroparque y su experiencia con el personal del aeropuerto dejó un gran malestar en ella, que se encargó de plasmar en sus redes sociales.

El motivo del enojo de la periodista se debe a la falta de prioridad que tuvo su hijo para abordar el vuelo, ya que el pequeño tiene un trastorno dentro del espectro autista: “Soy una persona educada y espero que me digan que tengo prioridad, aparte lo conté en trescientos millones de canales”, comenzó María Julia en su cuenta de Instagram.

Desde la aerolínea de bandera le comunicaron que había una lista de prioridades en la que figuraba última, ya que primero estaban las personas con movilidad reducida. “Eso está muy bien”, aclaró.

Luego Oliván detalló que esto ocurrió justo en un día de temperaturas récord en medio de la ola de calor. “Después, en Migraciones, dije otra vez que tenía un nene con autismo. Era como la quinta vez que lo decía. Por supuesto se me escapó, lo corrí, lo tuve que meter en el baño de discapacitados para aguantar un rato”, continuó.

“¿Nadie de Migraciones ni nadie de Aerolíneas sabe que a una persona con autismo, a una persona con una discapacidad, hay que darle prioridad?”, señaló indignada.

“Estaba haciendo otra cola de 20 personas. Una persona que estaba atrás mío preguntó si yo no tenía prioridad. Y el de Migraciones dijo: ‘que les diga a los de adelante que tiene prioridad’”, agregó María Julia.

Luego contó que el diálogo con el personal de Migraciones continuó en malos términos. “Por supuesto me empezó a cagar a pedos, a decirme que no me tengo que poner nerviosa, que yo tenía que avisar. Como si fuera algo novedoso la ley de autismo, la ley de discapacidad. No podés ser tan forro. Pero este es un país lleno de forros”, afirmó, y continuó con su descargo: “Tanta pelotudez con el lenguaje inclusivo, con los cursos de mierda que hacen que gastan una fortuna. ¿En este país nadie sabe lo que hay que hacer con un chico con autismo? ¿Nadie sabe que a una mamá de un chico que se le escapa no es un maleducado, sino que es un chico que tiene un autismo y tiene un montón de estímulos y se pone nervioso? “, se preguntó cada vez más enfática.

“La próxima me voy a poner un cartel porque es más humillante agarrar a tu pibe del piso 500 veces y decirle a los brutos de Migraciones y de Seguridad Aeroportuaria que tenés un nene con autismo, que ponerte un cartel con un certificado de discapacidad”, finalizó la periodista totalmente indignada por la falta de capacitación del personal de Aeroparque.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR