Política

Pata Medina: detallan los movimientos fraudulentos que lo llevaron a la cárcel

El líder de la UOCRA de La Plata tenía un entramado de firmas en los que estaban involucrados sus familiares

lunes 2 de octubre de 2017 - 5:43 am

Juan Pablo “Pata” Medina, líder de la UOCRA, está acusado de extorsión, lavado de dinero y asociación ilícita. Horas antes de caer en un gigantesco operativo, el gremialista amenazó con “quemar la provincia” y reunió a toda su gente para presionar. No alcanzó.

Periodismo para todos reveló cómo era el entramado de negocios armado desde el seno familiar de Medina, sus lujos imponentes y las fuerzas de choque que usaba para su propio beneficio.

El evento que quebró el curso de las cosas ocurrió en marzo de 2017, en la estación Pereyra del tren Roca. Allí un grupo de la UOCRA de Berazategui fue agredido por un grupo del mismo gremio, de La Plata.

“Bajaron de una combi blanca 15 personas, todas de sexo masculino quienes sin mediar palabra comenzaron a agredir a los empleados, golpeándolos con palos y piedras a fin de que estos se retiren del lugar”, dijo uno de los testigos.

Esos incidentes desencadenaron una denuncia en la Justicia Federal de Quilmes, en el Juzgado de Luis Armella. Pocos podían imaginar que este episodio sería el punto de partida que terminaría en su detención.

¿Para qué necesitaba Medina barrabravas? Parte de la estructura de barras cercana al “Pata” tiene una finalidad: presionar a los trabajadores y encargados de las obras que están bajo el ala de la UOCRA de La Plata.

“Intimidaban al personal obrero con amenazas para que su actividad productiva sea baja. Cuando más tardaban la obra, más tiempo cobraban sueldos”, comentó Gustavo Marín, dueño de Marín Construcciones una de las dos empresas que, junto con ADEMI Construcciones, estaban a cargo de la obra del Estadio de Estudiantes de La Plata.

La obra se paralizó, en su momento, luego de un episodio violento entre varios trabajadores y un capataz. Por culpa de los violentos, todos los otros trabajadores perdieron su fuente de trabajo.

¿Cómo llegaron los barras a ser grupo de choque? “Hay una interna muy fuerte de la barra de Estudiantes en 2004. Muchos estaban afiliados a la UOCRA sin tener trabajo. Esa barra formaba parte del grupo de choque que mandaba a las obras para conseguir lo que querían”, aseguró Gustavo Grabia a PPT. Además de hinchas de Estudiantes, también había de Gimnasia y Cambaceres.

Catering, comidas, pagos y devoluciones

Una de las cosas que quiso hacer el Pata fue armar un convenio regional y obligar a los empresarios a firmarlo para empezar las obras. Una de esas pautas, la número ocho, era destinada en engrosar los bolsillos de Medina. “Se otorgará Servicio de desayuno y comida en Obra, a cargo de la Empresa y Merienda”.

A partir de acá, se iniciaba el gran negocio de Medina: las empresas de catering. Las firmas que investiga la justicia federal de Quilmes son tres: Abril Catering SA, Rey del Cielo SA y Mejor que en casa SRL.

En el caso de Abril Catering, los que figuran como dueños de la empresa son Horacio Homs y su exesposa, Liliana Frontán. Hasta hoy, ambos están prófugos.

Sin embargo, los vínculos entre el clan Medina y la empresa de catering son evidentes. Entre los años 2014 y 2017 la empresa de catering depositó en las cuentas de los Medina $6.610.058. Primero, transfirió una parte a la cuenta personal de la hijastra del Pata, Marianela Pagnoni.

Luego, el resto fue transferido desde la cuenta de Abril Catering hacia la cuenta de Rey del Cielo, la empresa que fundan en 2014 Pagnoni y Lara Muñoz, la esposa de Agustín Medina, el hijo del Pata.

COMENTARIOS