Papa Francisco

Primer reacción del Gobierno ante la no venida del Papa Francisco

Dijeron que no habrá una respuesta oficial al anuncio del Vaticano

sábado 30 de septiembre de 2017 - 8:54 am

Hubo sorpresa, sí. Pero un sentimiento de prudencia recorrió todos los despachos de la Casa Rosada. Si bien en el Gobierno no esperaban una determinación tan tajante del papa Francisco, no habrá una respuesta oficial.

La prudencia obedece a un dato fáctico: la relación entre el presidente Mauricio Macri y el Santo Padre tuvo “momentos buenos y otros no tanto”. El Gobierno busca evitar conflictos que alteren “la buena relación” que hoy rige.

“Somos respetuosos de las decisiones del Papa, él sabrá cuándo es el momento oportuno para regresar a su país. Cuando él lo defina, lo recibiremos con los brazos abiertos”, dijeron fuentes de la Secretaría de Culto, una vez conocida la confirmación de que Francisco no visitará la Argentina el año próximo, tras varias semanas de versiones cruzadas y trascendidos.

Hace dos meses, el propio presidente Macri recordó en Córdoba que en su última visita al Papa -en septiembre del año pasado- le reiteró que siempre está invitado y que no lo sienta como una presión. “Le dije que a los argentinos nos encantaría recibirlo en el país, pero que él disponga cuándo siente que es el momento adecuado”, señaló.

Durante la conferencia de prensa que ofreció ayer en el Vaticano, el director de la Sala de Prensa de la Santa Sede y vocero papal, Greg Burke recordó que la agenda de viajes del Papa para 2018 incluye Chile y Perú, en enero, e Irlanda para el Encuentro Mundial de Familias, en julio, y aseguró que “no está prevista la Argentina”. En esta última frase algunos guardan una última esperanza de que tras las elecciones de octubre el Papa se decida a viajar a su país natal.

El secretario general del Episcopado, monseñor Carlos Malfa, intentó desdramatizar la confirmación de que Francisco no vendrá. “La agenda del Papa la maneja él, conforme las prioridades de pastor universal. Él sabe que lo esperamos siempre. Ciertamente nos visitará cuando considere el momento en que mayor bien su visita pueda hacer al pueblo argentino”, dijo Malfa.

Este sería un mensaje del Santo Padre para el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, y para el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli. Es que ambos manifestaron públicamente que “estamos próximos” a una visita del papa Francisco.

Arancedo, que estuvo con Francisco durante su viaje a Colombia, fue un poco más allá. “No hay una agenda preparada, pero yo me animaría a decir que está cerca. Dios quiera que sea el próximo año”, fueron las palabras que utilizó.

Otro de los motivos para descartar nuevas interpretaciones tiene que ver con el viaje que hará a nuestro país el canciller del Vaticano, el arzobispo británico Paul Gallagher, que estará en los primeros días de noviembre en Buenos Aires.

Fuentes oficiales afirmaron que la visita de Gallagher fue arreglada hace varios meses con la ex canciller Susana Malcorra, aunque una persona que conoce los detalles de las negociaciones admitió que “seguramente” se hablará sobre la posibilidad de que Jorge Bergoglio regrese a la Argentina, país al que no volvió desde que fue elegido papa el 13 de marzo de 2013.

COMENTARIOS