Seguinos en nuestras redes

Economía General

Alta preocupación, ¿hay filtraciones de los datos del Indec?

Se trata de indicadores fundamentales para la toma de decisiones en el mercado financiero

La filtración de una serie de indicadores del Indec que se viene produciendo desde agosto pasado genera mucha preocupación en algunas áreas del Gobierno y en el sector privado. Los últimos casos son los del Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) dado a conocer el miércoles pasado , y del indicador de pobreza conocido el jueves. Ambos comenzaron a difundirse en las redes sociales mucho antes de las 16 hs, el horario que establece el cronograma mensual del instituto.

“El problema no son estos últimos datos que se filtraron sino que es algo que viene pasando en los últimos meses. El 31 de agosto pasado ocurrió lo mismo cuando un periodista en un canal de cable adelantó al mediodía el dato del Estimador Mensual de la Industria (EMI) de julio con una suba del 5,9 % que se debía conocer recién a las 16 horas” manifestó a Infobae una fuente cercana a los trabajadores del Indec.

Estos indicadores son de fundamental importancia para la toma de decisiones en el mercado financiero, en particular para la operatoria de acciones y bonos y con los precios de esos activos financieros. El anticipo de esa información es lo que en el mercado se llama “inside information” o información privilegiada.

Por ese motivo, el propio titular del Indec, Jorge Todesca, inició desde hace mas de un mes una investigación interna que se conoce dentro de los pasillos del Indec. “No descubrieron nada porque acá no hay empleados infieles que filtren la información, eso viene de otro lado. Por lo que nosotros, sabemos Todesca tiene varios enemigos dentro del Gobierno pero hasta ahora siempre lo bancó el presidente Mauricio Macri” dijo la fuente consultada por el medio Infobae.

Para entender la gravedad del problema hay que analizar el proceso que lleva la comunicación del dato estadístico por parte del área de prensa del Indec. La noche anterior al día que se publicará el dato estadístico, un funcionario del equipo de cuentas nacionales del INDEC envía el dato preliminar del índice a algunos funcionarios del Gobierno relacionados con el índice en cuestión. Luego, a la mañana, ese número previo se puede modificar y el número definitivo es enviado a los funcionarios al mediodía pera finalmente darlo a conocer a las 16. El problema es que los datos se filtraron por las redes sociales mucho antes de esa hora.

“La fijación de un calendario con un horario fijo para dar a conocer las estadísticas es una convención que todos los Institutos de Estadísticas del mundo. Es un código de buenas prácticas mundial. La mitad de los países eligen el horario de la tarde para que los medios digitales lo puedan publicar de inmediato y también para que los periodistas de gráfica puedan disponer del tiempo necesario para concretar sus análisis” manifestó a Infobae un ex director del Indec.

Desde el Indec reconocen que hubo una investigación interna y que no hubo un empleado infiel que filtrara las estadísticas pero admiten que esta situación puede provocar un daño en la credibilidad y transparencia en la gestión de Todesca. Infobae pudo saber que el funcionario está muy cansado de las internas y que en caso de no tener un nuevo aval de Mauricio Macri en el caso de las filtraciones de datos podría llegar hasta presentar la renuncia.

Desde el organismo afirman que “se están siguiendo todas las recomendaciones que nos hicieron organismos multilaterales de buenas practicas a nivel internacional”.

También destaca la fuente consultada por Infobae que los mecanismos de control son muy estrictos y que los empleados tienen firmada una declaración jurada de confidencialidad sobre el manejo de la información no publicada y que ningún empleado puede dar a conocer esos números antes que se divulguen los datos oficiales luego de las 16, como ocurre con todos los datos estadísticos que procesa el Indec. Explicó además que inclusive hay controles informáticos para los trabajadores, como por ejemplo el control de los celulares y tablets que pueden acceder a las redes internas de wifi del instituto.

Desde el 31 de mayo pasado, la relación se puso más tensa entre ambos. Ese día, Dujovne reveló en declaraciones en la ciudad de Córdoba que le había pedido al INDEC que revise la medición de la pobreza en esa provincia, que arrojó un 40,5 de pobres en el Gran Córdoba. “Cuando vimos los números de Córdoba conversamos para revisar y ver algún sesgo. Las autoridades están revisando si hay un sesgo metodologíco, pero desde ya no hay ninguna intencionalidad política”, dijo el ministro.

Luego de esas declaraciones, Todesca dio a conocer un comunicado indicando que “el Indec observa con preocupación que las manifestaciones del señor ministro puedan ser interpretadas como una afectación de la independencia técnica del organismo”. Llamativamente, los últimos números de pobreza dados a conocer el jueves pasado muestran que la pobreza en el Gran Córdoba se redujo al 30,7 % luego que Todesca pidiera relevar al director de estadísticas del gobierno de esa provincia, Héctor Corti.

La diferencia entre ambos funcionarios surge de las formas de medir la pobreza en Argentina. Todesca defiende la medición basada en ingresos familiares, realizada con los criterios de la OCDE a los que la gestión Macri quiere ingresar. En tanto Dujovne y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley quieren usar un método multidimensional distinto, muy similar al que utiliza el Observatorio de la UCA.

La filtración en los últimos meses de algunos datos estadísticos es otro de los problemas que Todesca afronta en el marco de su trabajo para normalizar el Indec, aunque desde el Indec manifiestan que no es un problema de ellos sino de otra área del Gobierno.

Economía

La sorpresiva justificación del Banco Central para no imprimir billetes de mayor denominación

El billete de $1000 sigue siendo el más elevado pese a que su poder de compra ha caído notablemente desde su lanzamiento

Con la confirmación del Gobierno de que lanzará una nueva línea de billetes, la pregunta volvió a estar por qué solo se optó por un cambio de diseño y no por lanzar al mercado papeles de mayor denominación que acompañen la inflación. Así, se agregarán nuevas figuras como Martín Miguel de Güemes o Juana Azurduy a los billetes ya existentes.

De esta forma, el de $1000 pesos seguirá siendo el de mayor denominación, pese a que su poder de compra a caído rotundamente desde la gestión de Mauricio Macri. En su lanzamiento, correspondían a US$65, hoy ese mismo billete vale menos US$5.

El propio presidente del BCRA, Miguel Pesce, se encargó de responder por qué se mantuvo la denominación actual con una sorpresivo justificativo: “Es para estimular los medios de pago electrónicos”, planteó el economista en declaraciones a Radio con vos.

En su escueta respuesta, Pesce intentó evadir la cuestión pese a que los costos se multiplican ya que se debe imprimir mayor cantidad de billetes para poder satisfacer la demanda, a su vez que complica simples transacciones de mayor volumen.

Por otra parte, el titular del BCRA se refirió a la suba de la inflación en el último semestre y analizó el efecto negativo de la invasión de Rusia en Ucrania sobre la dinámica local. “A principios del año pasado y de este es que hemos tenido shocks de precios de las commodities, especialmente de alimentos y de energía. Esto ha sacudido los precios relativos y ha acelerado la inflación”, dijo el funcionario.

Sin embargo, el presidente de la entidad financiera buscó ser optimista en el corto plazo: “Estamos viendo es que en mayo deberíamos tener desaceleración de la inflación y nadie está previendo que este fenómeno se revierta más adelante. Esperamos una desaceleración en los próximos meses”, afirmó.

Continuar leyendo

Economía General

Argentinos, atentos: abren búsqueda laboral con un salario de u$s 16.000 por mes

La oferta laboral tiene como aliciente que podrá ser ejecutada a distancia, sin importar en el país en el que estés residiendo

Una empresa estadounidense lanzó una búsqueda laboral abierta a personas de todo el mundo, incluido argentinos, por la que ofrece salarios de hasta 15.000 dólares mensuales.

Se trata de la compañía 37signals, una compañía que nació en la década del 90 como una empresa de diseño web, pero que en la última década se reconvirtió hacia el desarrollo de aplicaciones. Con base en Chicago, Estados Unidos, su área de Recursos Humanos abrió una búsqueda para ampliar su equipo de trabajo y ofrece salarios de casi u$s 200.000 anuales para estos puestos.

Producto del criptocrash, una empresa anunció despidos masivos en Argentina

En la búsqueda oficial aclaran que están a la caza de trabajadores especializados en el desarrollo web full-stack con experiencia en los lenguajes HTTP, HTML, JavaScript y CSS.

Los sueldos para estas posiciones son de u$s 165.410 anuales, unos u$s 13.000 mensuales, para los programadores junior y de u$s 189.819 anuales, unos u$s 15.000 mensuales, por para los senior.

¿Cómo postularse?

La publicación de búsqueda se hizo hace cinco días, y hay tiempo hasta el 6 de junio próximo para postularse. Quienes estén interesados y crean contar con todas las condiciones requeridas, deberán entrar a la web Workable y dejar su CV y una carta de presentación de 500 palabras.

Si bien la fecha límite es a inicios de junio, el proceso de selección se realizará hasta el 17 de ese mismo mes, y la compañía espera que para julio ya comiencen a trabajar para la empresa.

A partir del 17 de junio se realizarán entrevistas particulares que buscarán probar el conocimiento técnico de los postulantes. A este último proceso solo llegan unas 10 personas por búsqueda laboral, mientras que se abonan unos u$s 500 por el simple hecho de participar de estas entrevistas.

Continuar leyendo

Economía General

Las advertencias de Broda: el número de inflación para 2023 y la “curva” que se le avecina al Gobierno

El economista acusó al Gobierno Nacional de estar llevando adelante “la mayor mala praxis de la historia argentina” en términos económicos

“La velocidad del gasto está a 150 kilómetros por hora, el [Instituto] Patria pide a 200 y se viene la curva”, alertó en las últimas horas el economista Miguen Ángel Broda, quien también estimó que la inflación de cara el 2023 tendrá un piso preocupante.

En diálogo con Radio Mitre, Broda adelantó: “El 2023 es un agujero negro un año electoral. La inflación va a ser superior al 73% o 75% que tiene como piso de inflación. En términos psicológicos falta una década en el año y medio cronológico que tenemos. El día que se paren los desembolsos del fondo vamos a ir a una crisis”.

Para explicar esta aceleración, el economista apuntó contra los niveles de gasto y emisión que tiene el Gobierno Nacional, pese a un contexto internacional que le es muy favorable en los términos de la balanza comercial. En esta línea, apuntó contra el rol del Banco Central.

Con la misma cantidad de exportaciones nunca compramos tantas importaciones o hicimos tantos pagos de dólares. El Banco Central compra poco. Cuando me dedicaba a la academia y daba clases especiales de macroeconomía nunca se me hubiera ocurrido que los términos de intercambio, los precios de las exportaciones en relación a las importaciones están en el récord de los últimos años, bajo qué condiciones de mala praxis tenían que darse estas condiciones. La Argentina lo hizo en un contexto muy favorable y está complicándose cada vez más“, continuó.

Y acotó: “Estamos en presencia de la mayor mala praxis de la historia argentina. Con un populismo heterodoxo que hasta genera la rebelión de los mejores heterodoxos”.

Al referirse al nivel de gastos del Estado, Broda afirmó: “Hemos usado el 60% el financiamiento del Estado previsto para todo el año. Nunca en la historia de la Argentina hubo tanto emisión para el Estado, es más de $600.000 millones“.

Por último, explicó que, pese a esta alta emisión, el nivel de actividad está enfriándose: “Y encima de todo se estancó en nivel de actividad en un contexto donde el Gobierno hace todo lo posible para subir la inflación. Uno de los problemas es la indexación de la economía. La probabilidad de que este Gobierno haga un programa de estabilidad es cero. Para eso, hay que bajar el gasto, emitir poco, tener una credibilidad política suficiente, ninguna de esas cosas las tiene este Gobierno”.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR