Coimas en Cerro Dragón

“Petrolao” argentino: historia de Cerro Dragón, el yacimiento de las coimas millonarias

La familia Bulgheroni es investigada por haber organizado una trama oscura para quedarse con el principal yacimiento petrolífero del país; el gobernador Das Neves y el ex ministro De Vido, involucrados en la supuesta maniobra

martes 3 de octubre de 2017 - 1:09 pm

Por Matías Ferrari, jefe de redacción

El yacimiento Cerro Dragón es un área petrolífera ubicada entre las provincias de Chubut y Santa Cruz, sobre la Ruta Nacional 26. La mayor parte se ubica del lado de Chubut, en el departamento Escalante. Se trata del mayor yacimiento petrolero en el país y el tercero en producción de gas. Si habláramos rápido y claro, podría decirse que es el yacimiento clave de la Argentina.

Dada su importancia, la noticia -conocida en 2014- sobre un millonario pago de coimas por parte de la familia Bulgheroni para quedarse con el yacimiento golpeó de lleno la credibilidad de la empresa Pan American Energy (PAE). La causa fue impulsada por British Petroleum contra sus socios en la petrolera PAE.

La denuncia reveló que la petrolera local habría pagado millonarias coimas para obtener la extensión de la concesión del yacimiento Cerro Dragón, el más grande del país, por 40 años. Según la misma British Petroleum, sus socios argentinos hicieron “pagos indebidos” en connivencia con el estado provincial y nacional. La extensión se firmó en abril de 2007 por Mario Das Neves y se otorgó sin licitación en favor de la petrolera de los Bulgheroni.

Un poco de historia

En 1997, el ex presidente Carlos Saúl Menem, tras privatizar YPF, dispuso entregar Cerro Dragón en concesión al grupo PAE. Éste estaba conformado por la empresa Bridas, de la familia Bulgheroni, y por la norteamericana Amoco; esta última fue después adquirida por la inglesa British Petroleum.

Esta primera concesión se hizo por 20 años, hasta el 2017. La decisión del riojano contó con el apoyo entusiasta de Néstor Kirchner, por entonces gobernador de la provincia de Santa Cruz, y por Carlos Maestro, gobernador de Chubut en esos años.

Mario Das Neves y Néstor Kirchner

Mario Das Neves y Néstor Kirchner

Seis años después, en 2003, y ganándole la pulseada por abandono a Menem, Kirchner fue elegido Presidente de la Nación con mandato constitucional hasta el 2007. Fue en su último año de gestión cuando, desde el gobierno kirchnerista, acordaron con PAE la renovación de la concesión, sin esperar hasta el 2017, cuando se produciría el vencimiento que había convenido Menem. Los diez años de adelanto jamás pudieron explicarse con argumentos lógicos.

En 2007, la renovación por adelantado de la concesión fue aún más generosa que durante el menemismo: se establecieron 20 años que vencerán en el año 2027, con opción a una prórroga por veinte años más, esto es hasta el 2047. La decisión del ex presidente Kirchner contó con los avales del gobernador santacruceño y el gobernador chubutense, ambos pertenecientes al Frente para la Victoria.

El texto del acuerdo fue aprobado mayoritariamente por los kirchneristas en las legislaturas de ambas provincias, con el voto en contra y el repudio de la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica. El texto aprobado había sido redactado íntegramente por el Ministerio de Planificación del gobierno nacional conducido por Julio De Vido, con el asesoramiento del ex ministro menemista Roberto Dromi.

Justicia lenta

En un reciente artículo, Nexofin advirtió sobre la llamativa lentitud de la justicia local para avanzar sobre la causa, que también es seguida por la Securitie and Exchange Comission (SEC) en Estados Unidos. Meses atrás, el fiscal Guillermo Marijuán viajó a ese país para recabar información para la causa que tiene a su cargo en Comodoro Py.

Por el momento, pareciera ser que la denuncia de una empresa (British Petroleum) contra su propia socia (PAE) no alcanza para activar los engranajes judiciales argentinos, aunque se trate de uno de los casos de corrupción más grandes de los últimos años.

COMENTARIOS