Seguinos en nuestras redes

Economía General

¿Cuántos crecerá la Argentina en 2018, según Moody’s?

En su último informe anual presentado en Nueva York, la calificadora de riesgos también analizó los niveles de deuda y déficit fiscal del país

La calificadora de riesgos Moody’s estimó hoy que la economía argentina crecerá 3% este año y 3,5% en 2018, y señaló que ese “mayor crecimiento del PBI debería respaldar una consolidación fiscal”.

La firma publicó hoy en Nueva York su último informe anual sobre Argentina (B3 positiva), en el que señala “los principales factores que sustentan la perspectiva positiva del país”.

“Las inversiones públicas y privadas deberían reafirmar el crecimiento, y las iniciativas que se espera que el gobierno introduzca después de las elecciones de medio término de octubre ayudarán a reducir el déficit fiscal en, al menos, un 1% del PBI en 2018”, consideró la calificadora.

Gabriel Torres, senior credit officer de Moody’s y autor principal del informe dijo que “aunque el crecimiento económico de Argentina ha mostrado cierta volatilidad, su economía es más grande y más rica que otros países con calificaciones similares”.

Déficit y deuda

“El mayor crecimiento debería respaldar una reducción del déficit fiscal, que superará 6% del PBI este año. La relación deuda/PBI del gobierno llegará al 53% este año y al 56% el próximo año”, señaló Moody’s.

Alrededor de la mitad de la deuda del gobierno de Argentina es con otras entidades del sector público, “lo cual reduce el riesgo de refinanciamiento”.

Sin embargo, “la proporción de deuda en manos del sector privado es cada vez mayor, lo cual aumenta la vulnerabilidad fiscal del país. Otras debilidades crediticias incluyen inflación alta y una gran proporción de deuda en moneda extranjera, que expone al balance del gobierno al riesgo cambiario”, advirtió el reporte.

Esta actualización anual sigue la suba de la perspectiva de calificación de B3 de Argentina a “positiva” desde “estable” que realizó Moody’s en marzo.

“Dicho cambio reflejó la perspectiva de la agencia de calificación de que la economía comenzará a presentar un crecimiento positivo, en parte después de implementar las nuevas políticas de reducción del déficit”, observó la calificadora.

Economía

El BCRA no descarta nuevas subas de tasas: a cuánto analiza llevarlas

Si no se producen saltos inflacionarios adicionales, el BCRA subirá dos puntos más las tasas de las Leliq. Si la inflación de mayo ronda el 5%, el próximo incremento podría ser de un punto porcentual. El aumento en el déficit cuasi fiscal complica la reducción de la inflación.

El Banco Central (BCRA) está cerca poner fin a la suba de las tasas de interés. “De mantenerse los actuales niveles de inflación, 23,1% en el primer cuatrimestre, el incremento de tasas llegaría a ser de dos puntos adicionales” señaló una alta fuente del BCRA.

La impresión dentro de la entidad monetaria es que en mayo se seguirán observando variaciones elevadas en los precios al consumidor, aunque evitaron brindar porcentajes.

“Si la inflación de mayo llega a ser del 5%, sería esperable que se produzca un nuevo incremento de las tasas, de un punto porcentual” agregó. La semana pasada, el directorio del BCRA optó por elevar dos puntos, a 49% anual, la tasa nominal anual de las Letras de Liquidez. La efectiva anual es de 61,8%. Era la quinta decisión en este sentido que adopta la entidad que preside Miguel Pesce.

Recuérdese que fue el acuerdo con el FMI lo que gatilló el cambio de postura del gobierno dado que aún con incrementos en el nivel de precios en 2021, la entidad monetaria no dispuso ningún cambio en las tasas de referencia. La cercanía de las elecciones legislativas también incidió en esa postura a la que habría que sumar el atraso impuesto en el tipo de cambio oficial.

El Presidente Alberto Fernández, en reunión con el Ministro de Economía, Martín Guzmán

En el entendimiento con el FMI, el gobierno se compromete a mantener una tasa real positiva, es decir, por encima de los niveles de inflación. Pero aún con esa suba proyectada de dos puntos adicionales, tomando la tasa efectiva anual, el alza en 2022 de los precios minoristas estaría por encima.

El inconveniente del incremento de las tasas de las Leliq es que su utilidad para contener la inflación en la Argentina es que incrementa el déficit cuasi fiscal. Los agentes económicos, en función al mayor interés que paga la deuda del BCRA, anticipan una mayor emisión de pesos a futuro, lo que se traslada al presente poniendo un piso elevado a la inflación.

Este efecto es mayor cuando las Leliq hoy emitidas por el BCRA representan 1,5 veces la base monetaria. Técnicamente, ese déficit cuasi fiscal entre economistas es visto como una emisión endógena, y, nuevamente, alimentando en lugar de reducir las expectativas inflacionarias. Ese alto stock de Leliq seguramente formará parte de la herencia que dejará la actual gestión al gobierno que asuma el 10 de diciembre de 2023.

El inconveniente que tiene en general, desde un punto de vista macroeconómico, el gobierno para combatir la inflación es que no elimina incertidumbres o atrasos en los precios. Las tarifas de los servicios públicos se van a incrementar en 2022 pero por debajo de la inflación esperada en el año, entre 65% y 70%, por lo que no se corrigen las distorsiones ni, más importante aún, se reducen los subsidios energéticos.

El déficit fiscal primario seguramente va a estar en torno al 3% del PBI, muy elevado y con un financiamiento monetario del BCRA equivalente al 1% del PBI.

En base a la información oficial, la tasa de Leliq se estacionará, sin saltos inflacionarios, en torno al 51% nominal anual. En base a ello se incrementarán la tasa de plazo fijo y la tasa máxima de financiamiento de las tarjetas de crédito. Si llega a morigerar la inflación, es otra cuestión en discusión. Ya hay economistas que contemplan que el 2023 puede llegar a tener un alza de los precios aún superior a la del corriente año.

Continuar leyendo

Campo

El ministro de Agricultura desautorizó al Presidente: “No se enviará ningún proyecto para aumentar las retenciones”

El ministro salió a desmentir la iniciativa que propuso tres horas antes el jefe de Estado

A pocas horas de que el presidente, Alberto Fernández, se mostrara a favor de aplicar un incremento en las retenciones a los granos con el fin de bajar sus precios internos, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, lo desautorizó públicamente en las redes sociales y advirtió: “De ninguna manera se van aumentar las retenciones ni enviar un proyecto de ley”.

“Necesito del Congreso”: ahora, Alberto Fernández se mostró a favor de subir retenciones

“Antes de presentar el Plan GanAr en Córdoba, hablé con @alferdez, @JuanManzurOK y @gabicerru. Desde que asumí, la preocupación del Presidente es el aumento de los alimentos para las y los argentinos. De ninguna manera se van aumentar las retenciones ni enviar un proyecto de ley”, tuiteó este mediodía el funcionario.

Continuar leyendo

Campo

La oposición rechazó la propuesta del Presidente de subir las retenciones al trigo

Referentes de la oposición adelantaron que rechazarán en el recinto legislativo la propuesta del Presidente

El presidente, Alberto Fernández, se adelantó a la reacción de la oposición y, en la misma entrevista en la que se mostró a favor de subir las retenciones al trigo para bajar su precio interno, aclaró que los integrantes del arco opositor rechazarían de plano la medida. Esto mismo ocurrió en la mañana del viernes.

Una de las primera voces en rechazar un incremento en las retenciones al trigo fue el radical Mario Negri, quien explicó: “No vamos a votar la suba de retenciones ni de otro impuesto. El Presidente confunde inflación con suba de algunos precios relativos”.

Además, Negri criticó al Gobierno porque “no se les cae una idea” y agregó que “sólo buscan aumentar la recaudación a costa del sector que mas produce”: “Dejen de expoliar al campo y armen un plan serio”.

Con similares argumentos salió el diputado mendocino y ex titular de la UCR, Alfredo Cornejo, quien comentó que “el Congreso no es el responsable de la pésima política económica”.

Por otro lado, el ex ministro de Agroindustria durante el macrismo, Ricardo Buryaile, también rechazó el anuncio:  “La palabra de @alferdez se devalúa con la rapidez del peso. Incluso, hace 24 horas @Martin_M_Guzman decía que no iban a tomar la decisión de subir retenciones. La palabra del presidente se sostiene menos que un perro en misa. #OtraVezAlCampo”.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR