Sociedad

La mujer que atropelló y mató a su novio rugbier a puro llanto

A Julieta Silva se le realizó un estudio oftamológico para determinar el grado de disminución visual que tiene

viernes 29 de septiembre de 2017 - 6:57 am

Llorando y visiblemente afectada, la acusada de atropellar y matar a su novio rugbier fue trasladada hasta el principal hospital de San Rafael para someterse a un estudio oftalmológico, pedido por la Justicia.

Es una prueba determinante que permitirá saber el grado de disminución visual que tiene Julieta Silva (29) y si es posible, como ella declaró, que no haya visto a Genaro Fortunato (25) tirado en la calle cuando le pasó por encima.

Según indica el diario Clarín, la fiscal Andrea Rossi, que investiga la muerte del rugbier, pidió comprobar si la acusada de homicidio agravado por el vínculo y por alevosía – que arriesga una pena a prisión perpetua- tiene astigmatismo de grado 3, como asegura su defensa.

La abogada de Silva, la defensora de oficial de pobres y ausentes Florencia Garciarena, argumentó que la joven no llevaba puestos sus lentes recetados al momento de conducir y que no advirtió que sobre el asfalto estaba el cuerpo de su novio, con el que acaba de discutir.

Julieta Silva llegó esta mañana al hospital Schestakow, esposada y custodiada por cinco policías.

Lloró al ingreso y a la salida, lo que quedó registrado por las imágenes de los reporteros que hacían guardia en el hospital público mendocino.

El estudio de la visión lo realizó el oftalmólogo Fernando Fuentes y otro profesional, aportado por la familia de la víctima.

Los resultados se difundirán la semana próxima, durante la audiencia de prisión preventiva. La autopsia determinó que el joven rugbier murió por aplastamiento de cabeza y cráneo.

COMENTARIOS