Política

Nuevamente piden el desafuero y la detención de De Vido

El fiscal Germán Moldes pedirá que el Congreso retire los fueros sobre el ex ministros de Planificación por un fraude de $264 millones por obras inconclusas en Río Turbio

lunes 25 de septiembre de 2017 - 12:11 pm

El fiscal Germán Moldes pedirá hoy que el Congreso le quite los fueros al diputado y ex ministro Julio De Vido y requerirá su detención debido al fraude de $ 264 millones por obras inconclusas en el yacimiento de Río Turbio.

En la causa por el Yacimiento Carbonífero de Río Turbio – iniciada por el fiscal Carlos Stornelli- la Justicia cree que el Ministerio de Planificación confeccionó un fraude en la contratación de obras para la mina, tercerizándolas en la Universidad Tecnológica Nacional. Lo hizo a través de una fundación patagónica de esa universidad, con el objetivo de eludir los controles y que esa organización se quedara con el 21% de los fondos para la ampliación del yacimiento.

La maniobra, según el fiscal, se realizó durante siete años y consideró que se cometió un fraude contra el Estado por $ 264 millones. El monto de la estafa podría ser mucho mayor: entre 2005 y 2015 salieron de las arcas públicas $26.000 millones para todo el complejo Río Turbio, compuesto por la central eléctrica, la mina de carbón y el tren Eva Perón.

Semanas atrás, el oficialismo en el Congreso trató de expulsar a De Vido por inhabilidad moral, aunque no reunió los votos necesarios. En aquel momento, el juez federal Luis Rodríguez también se negó a detener al ex ministro y a otras 24 personas. Stornelli apeló y la Cámara Federal, con el voto de Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, revocó el fallo. Sin embargo, a pesar de la presión de la Cámara, Rodríguez volvió a eximir de prisión a Roberto Baratta, mano derecha de De Vido, y le impuso una fianza de 100.000 pesos.

“Permitir la libertad de los imputados es allanarles el camino a que deshagan aquello ilícito que ya hicieron, lo oculten o lo corrijan de modo de eludir y/o evadir la acción de la Justicia”, escribió Stornelli.

Irurzun se quejó al asegurar que en casos de corrupción no alcanza con establecer que no hay riesgo de fuga para excarcelar y dijo que hay que evaluar el monto del fraude y el poder político que conservan los acusados. Stornelli y Moldes le pusieron nombre y apellido a quien se refería: De Vido.

Ahora la Sala II de la Cámara Federal, integrada por Irurzun, Bruglia y Eduardo Farah, deberá decidir qué hace con las detenciones y con Rodríguez. Los camaristas ya citaron a una audiencia para el 3 de octubre, en la que Baratta buscará defender su libertad y De Vido, con nuevos abogados, ya que se desvinculó de los anteriores, tratará de evitar que un pedido de desafuero llegue al Congreso.

COMENTARIOS