Justicia

Piden investigar a Cristina Kirchner por insolvencia fraudulenta

Carlos Stornelli sospecha de la cesión de bienes que la ex Presidenta hizo en favor de sus hijos

sábado 23 de septiembre de 2017 - 9:37 am

Cristina Kirchner será investigada por “insolvencia procesal fraudulenta”, por la cesión de bienes por 77 millones de pesos que hizo en 2016 a favor de sus hijos Máximo y Florencia Kirchner. El fiscal Carlos Stornelli dio lugar a una denuncia formulada contra la ex Presidenta, que pone bajo sospecha su jugada financiera familiar, y según la cual desprenderse de su patrimonio, “fue una estrategia para insolventarse frente a las medidas cautelares en diversas causas”.

En campaña para lograr una banca en el Senado, la ex mandataria debe presentar su declaración jurada ante la Oficina Anticorrupción (OA) en su carácter de candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires. Después de la millonaria cesión de bienes a sus hijos, será su declaración de bienes más austera desde que llegó al poder.

La ex jefa de Estado cuenta con embargos judiciales en tres causas diferentes, que suman 10.145 millones de pesos. Además, tiene una inhibición general de bienes a su nombre, y dos de sus empresas familiares se encuentran con interventores y veedores informantes de la AFIP.

Ahora se inicia una nueva investigación se inicia respecto a los bienes de la ex mandataria. En esta oportunidad no por el incremento de su fortuna desde que llegó a la Casa Rosada (según las declaraciones juradas, en 2003 el matrimonio Kirchner tenía sólo 6.851.810 pesos, y se retiró del poder con 77 millones), sino por desprenderse de su patrimonio, donando todo a sus hijos procesados junto a ella por asociación ilícita y lavado de dinero.

Ayer, el fiscal Carlos Stornelli firmó un requerimiento de instrucción para que se investigue a la candidata a senadora por “insolvencia fraudulenta”, y se analice el “presunto traspaso de bienes, cuentas bancarias y acciones societarias por parte de la ex Presidenta para evitar responder a los embargos trabados en los expedientes penales”.

La causa que ahora impulsa el fiscal se inicia con la denuncia del abogado Santiago Dupuy de Lome, en la que se plantea que esta cesión de bienes “buscaría sólo eludir las medidas judiciales dispuestas en diferentes causas”.

Al respecto, Stornelli pidió que los demás juzgados en los que está siendo investigada Cristina informen si “cedió, donó, vendió o de cualquier forma dejó de poseer bienes muebles, inmuebles, dinero, títulos y acciones a fin de no responder con el embargo” que dictó el juez Claudio Bonadio en la causa conocida como dólar futuro.

El año pasado, cuando Bonadio procesó a la ex Presidenta por “administración infiel con perjuicio al Estado”, le trabó un embargo de 15 millones de pesos. Entonces, argumentó que no tenía con qué responder a dicha medida cautelar: toda su riqueza fue cedida en partes iguales a sus hijos. Con la decisión del fiscal, se investigará si esta maniobra fue una “insolvencia fraudulenta”.

Antes de retirarse de la Casa Rosada, Cristina declaró un patrimonio de 77.303.100,23 pesos: 13 millones más que el período anterior. Sus bienes se componían de 26 inmuebles (casas, terrenos fiscales, departamentos) valuados en 15.516.730 pesos.

Tenía posesión de un vehículo Honda de 155.000 pesos. Además, siete plazos fijos por 39.878.273 pesos. Y, según declaró, en efectivo sólo tenía 120.000 pesos. Sus participaciones en las tres firmas familiares Hotesur (dueña del hotel Alto Calafate), Los Sauces SA (investigada por lavado de dinero) y Co Ma SA fue valuada entonces en 13.338.673 pesos.

No es la primera vez que la determinación de desprenderse de su patrimonio despierta sospechas en la justicia. La diputada Margarita Stolbizer denunció sus sospechas en la causa Hotesur, y eso impulsó que el juez Julián Ercolini embargue más de 5 millones de dólares que Florencia Kirchner tenía en una caja de seguridad de la sede porteña del Banco Galicia.

COMENTARIOS