Toma de terrenos

Se consolida el asentamiento en Villa Lugano y ya tiene nuevo nombre: Papa Francisco

Los vecinos realizaron un festival de música para festejar la permanencia en el terreno. La Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Penal debe definir si anula o confirma las dos órdenes de allanamiento previas

miércoles 12 de marzo de 2014 - 5:34 am

El asentamiento en Villa Lugano se consolidó en los últimos días, en medio de la indefinición de la Justicia, que debe corroborar o suspender las órdenes de desalojo labradas previamente.

En este marco, los vecinos que tomaron los terrenos que funcionaron como cementerio de vehículos de la Policía Federal festejaron en los últimos días un festival de música en el lugar.[pullquote position=”right”] Se consolida el asentamiento en Villa Lugano y ya tiene nuevo nombre: Papa Francisco[/pullquote]

Además, el párroco de la villa 20, Franco Punturo, asistió al lugar donde ofreció los servicios religiosos a los nuevos habitantes del lugar, quienes decidieron renombrar al predio bajo el mote de Papa Francisco.

“Elegimos ese nombre porque nos sentimos representados por el Papa. No lo conocimos personalmente, pero él recorrió las villas de la ciudad y sabe nuestras necesidades”, explicó a La Nación Emanuel Ríos, uno de los líderes de la toma, respecto de Jorge Bergoglio.

Debido a su uso como depósito de autos fuera de circulación, la tierra y las napas de agua están contaminadas con sustancias como cadmio, cinc, cobre, cromo, manganeso, níquel, plomo, selenio e hidrocarburos. Una ley local y un fallo de la jueza Elena Liberatori obligan al gobierno porteño a sanear el terreno, tareas que demandarían un año, y luego construir allí viviendas sociales para los habitantes de la villa 20.

A pesar de la contaminación advertida por la Justicia, las casillas donde ahora residen alrededor de 300 familias se están consolidando con el ingreso de cables para abastecerlas de electricidad.

COMENTARIOS