Política

Malvinas: Kelpers disponen polémica lista de “personas prohibidas”

Buscan controlar más a quienes ingresan al archipiélago. No informaron si hay argentinos. Y aseguran que se puede apelar la decisión

jueves 14 de septiembre de 2017 - 5:41 am

En una polémica decisión que tiene a los argentinos en la mira, el gobierno de las Malvinas aprobó una “Lista Revisada Personas Prohibidas” en el archipiélago y otra serie de recomendaciones migratorias que buscan controlar más a quiénes entran al mismo.

En las últimas horas, el diario Clarín consultó a la consejera de las islas Phil Rendell sobre los alcances del anuncio y que ella había informado el viernes pasado en la última edición del Penguin News.

Pero Rendell no quiso detallar si hay o no ciudadanos del continente en dicho listado, los que sin embargo fueron incluidos en el debate sobre la imposición de este listado, como ya publicó este diario en su momento.

Lista

“La gente en la lista de personas prohibidas va a ser informada que está en ella y que tiene el derecho de apelar. La lista refiere a un número de nacionalidades y sería incorrecto que el Gobierno de las Islas Falkland comente sobre nacionalidades individuales”, dijo la funcionaria.

A su vez, voceros del Foreign Office señalaron que “la política de inmigración de las islas es una asunto del Gobierno de las Islas Falkland”, lo que replica a aquellos que señalan que sólo Londres y Buenos Aires podrían reformular este tema. El Gobierno argentino no quiso comentar esta decisión.

De acuerdo a lo informado por Rendell en el Penguin News el Consejo Ejecutivo aprobó la lista la semana pasada y eso “significa que ahora hemos sido habilitados para negar el ingreso a aquellos que figuran en la lista”, y agregó que la Lista incluye “a aquellas personas que hayan sido deportados por alguna razón, a aquellos procesados por haber cometido serias faltas y aquellos quienes han intentado ingresar o retirar de las Islas elementos prohibidos”. No hay registro público de que argentinos hayan sido deportados.

Dicha lista se aprobó a casi un año del comunicado conjunto del 13 de septiembre pasado firmado entre los gobierno de Theresa May y Mauricio Macri, y que si bien marcha a aceitadamente en los aspectos político, económico, científicos y culturales del vínculo entre Londres y Buenos Aires -y que se refleja en los viajes de funcionarios como en las actividades de los embajadores Mark Kent y Renato Sersale-, se encuentra paralizado en lo que hace al capítulo del conflicto de soberanía de las Malvinas y las otras islas del Atlántico Sur.

COMENTARIOS