Corrupción K

Río Turbio: la famosa mina que se convirtió en símbolo de la corrupción K

Según datos de la Asociación Argentina de Presupuesto, en los primeros siete meses del año, 2033 millones de pesos subsidiaron el emprendimiento

domingo 10 de septiembre de 2017 - 9:53 am

Hay un lugar en la Argentina que tiene más extensión de túneles que la cCiudad de Buenos Aires. Bajo las calles porteñas se cavaron 61 kilómetros de galerías desde 1913, cuando se inauguró el subterráneo.

A 2770 kilómetros, hay un otro poblado que tiene más pasadizos subterráneos. En Río Turbio, paraje en el que el viento levanta un polvo oscuronegro, la mina de carbón más grande del país a tiene 72 kilómetros de galerías. Allí radica el corazón negro de la cuenca carbonífera.

Para algunos, es un destino de privilegiados que cobran muchos. Para otros, el pueblo oblado de sufridos mineros que arriesgan su vida cada vez que se sumergen en las galerías y que respiran aire de caverna.

Rincón negro de corrupción kirchnerista y, a la vez, apuesta por sostener una actividad que irriga la vida de esos aquellos habitantes de la Patagonia extrema.

No es para menos el debate. Según datos de la Asociación Argentina de Presupuesto, en los primeros siete meses del año, 2033 millones de pesos subsidiaron el emprendimiento, algo así como $ 9,6 millones diarios.

Según detalla el diario La Nación, en los últimos 10 años, $ 26.000 millones se giraron a Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT), además de otros US$ 1000 millones para construir una usina térmica que queme el carbón.

Con la mina todavía sin producir y la central paralizada, se acumulan por lo menos 13 causas judiciales que giran en torno al ex ministro Julio De Vido. De lo poco que se peritó hasta el momento, se desconoce el destino de uno de cada dos pesos gastados por la gestión kirchnerista.

La central está paralizada, la mina recién se empezó a prepararse para producir hace un año y medio y Julio De Vido, el hacedor de aquel valle de millones, consume sus días en explicaciones ante una Justicia que lo rodea con pruebas de corrupción.incón negro de corrupción y, a la vez, una apuesta para sostener una actividad que irriga la vida de los habitantes de la Patagonia extrema.

Éste es el centro de la discusión. ¿Vale la pena invertir ese dinero en una mina que no extrae carbón y que espera que se termine una central inconclusa que lo queme? ¿O es una inversión que la Argentina debe hacer por el aporte a la soberanía que hacen los lugareños? ¿Qué impera a la hora de tomar decisiones: lo económico o lo geopolítico?

Sólo un dato para ilustrar la importancia geopolítica del lugar: además de estos tres pueblos, que están prácticamente unidos, no hay otra población argentina en 300 kilómetros a la redonda. Claro que hay importantes y concurridas ciudades chilenas, como Puerto Natales y Punta Arena.

En esta zona hay una particularidad: el carbón se convierte en oxígeno. Aquí no habría vida sin Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT).

COMENTARIOS