Famosos en Crisis

Exclusivo: la viuda de Jorge Guinzburg, desesperada

Andrea Stivel se llevó una desagradable sorpresa al darse cuenta que su departamento en alquiler estaba siendo habitado por una quincena de personas. La encargada de advertirle el hecho fue una reconocida periodista

martes 11 de marzo de 2014 - 11:03 am

Desde su cuenta de Twitter, Andrea Stivel suele recordar a su esposo fallecido, el  genial conductor de televisión Jorge Guinzburg, a quien aún profesa un amor incondicional.

A seis años de la muerte de Jorge, Andrea tomó una difícil decisión al poner en alquiler la casa que compartió con su marido e hijos durante gran parte de su vida. Según confirmaron a Nexofin fuentes cercanas a la familia, la mujer no atraviesa una holgada situación económica, la cual la obligó a alquilar la vivienda en el barrio de Belgrano, que demandaba un gran costo de mantenimiento. [pullquote position=”right”]Exclusivo: la viuda de Jorge Guinzburg, desesperada[/pullquote]

Sin embargo, los problemas se presentaron a pocas semanas de ponerla en alquiler. Luego de ponerle precio y conseguir un inquilino, Andrea se relajó, sabiendo que contaba con un importante ingreso mensual.

Pero a pocas semanas de haberse desprendido temporalmente de la casa ubicada en la calle Gorostiaga, un llamado la sobresaltó. Era la periodista y conductora del noticiero de Canal Trece, María Laura Santillán, quien vive a metros de la casa de los Guinzburg, para advertirle sobre “movimientos raros” en la vivienda.

Ante la advertencia de la amiga de la familia, Andrea decidió acercarse hasta la vivienda y se encontró, para su sorpresa, con que la casa estaba habitada por una quincena de personas, a diferencia de lo que le había adelantado el inquilino a la hora de sellar el contrato.

Los residentes, de origen chino, sorprendieron a los vecinos del barrio por el gran movimiento en la casa, donde entraban y salían personas a toda hora. Fue esto lo que sobresaltó a Santillán, quien no dudó en advertirle el hecho a la dueña de la casa.

Para colmo, según confiaron fuentes a Nexofin que conocen las dimensiones de la vivienda, pese a ser una casa grande, la misma no está ni cerca de estar preparada para alojar a tanta cantidad de personas.

COMENTARIOS