Mundo

España en alta tensión: la justicia suspende el referéndum catalán

El presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, dijo que contestará con "las calles llenas"

viernes 8 de septiembre de 2017 - 6:45 am

El Tribunal Constitucional, máxima autoridad jurídica española, prohibió la celebración del referéndum del 1 de octubre.

Los 12 magistrados acordaron admitir el recurso presentado por el gobierno de Mariano Rajoy desarticulando el andamiaje legislativo aprobado por el parlamento catalán.

En una decisión unánime, los magistrados determinaron la suspensión de la histórica ley que servía como primer paso para convocar a un referéndum que luego diera luz verde para declarar la independencia de España

Según indica el portal La Política Online, la derogación del Tribunal no solo alcanza a la ley misma sino también a la convocatoria al referéndum, las normas complementarias para organizarlo y el nombramiento de una Sindicatura Electoral, equivalente a la Junta Electoral Central, por un plazo de cinco meses.

La única medida propuesta por el Gobierno que el Tribunal no convalidó es la de cargar con responsabilidad penal sobre el presidente catalán Carles Puigdemont y los integrantes de su Gobierno por no acatar los mandatos del tribunal de no avanzar en la hoja de ruta hacia la ruptura con España al margen de la ley.

En un discurso de tono dramático, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy , anunció una ofensiva judicial para impedir el referéndum.

“Esa consulta, por más que se pretenda imponer de forma atropellada, chapucera e ilegal, no se va a celebrar en ningún caso”, advirtió Rajoy en el Palacio de la Moncloa, después de encabezar una reunión extraordinaria de su Consejo de Ministros para aprobar la respuesta oficial al desafío de los catalanes.

El presidente usó términos gruesos para referirse a los independentistas que gobiernan Cataluña. Dijo que han mostrado “una actitud autoritaria y antidemocrática” en la tumultuosa sesión de ayer en la que se votó la ley del referéndum. Los acusó de desobediencia a la Justicia y dijo que quieren “liquidar el modelo de convivencia” de los españoles.

“No sigan avanzando en este camino hacia el precipicio institucional. Asuman de una vez el fracaso de sus objetivos políticos”, insistió.

Minutos antes, el Consejo de Ministros había decidido presentar con carácter urgente ante el Tribunal una impugnación de la ley sancionada ayer, así como del decreto de convocatoria posterior.

Ajenos a toda amenaza, los separatistas se muestran irreductibles en su reto. Al mismo tiempo que Rajoy comparecía en La Moncloa, en el Parlamento regional avanzaban con el debate de la denominada ley de transitoriedad jurídica, cuya finalidad es funcionar como norma suprema de Cataluña en caso de que la opción independentista triunfe en el hipotético referéndum de octubre.

Pero la desobediencia de Puigdemont, chocó hoy con el fallo del fallo del Tribunal Constitucional que suspendió todo lo actuado en Barcelona. Pero, ¿qué pasará si el gobierno regional se niega a acatar la orden?

COMENTARIOS