Moda y Belleza

Así se inició el maquillaje alrededor del mundo

A lo largo de la historia, los cosméticos como el lápiz labial, el delineador para ojos y el maquillaje en polvo para el rostro se han hecho con un montón de ingredientes distintos

viernes 8 de septiembre de 2017 - 8:19 am

origen-del-maquillaje.jpg.imgw.1280.1280

A lo largo de la historia, los cosméticos como el lápiz labial, el delineador para ojos y el maquillaje en polvo para el rostro se han hecho con un montón de ingredientes distintos.  En sus inicios, el maquillaje contenía ingredientes altamente tóxicos como plomo y arsénico.

origen-del-maquillaje-cleopatra.jpg.imgw.1280.1280

Egipto
Cleopatra es célebre por su grueso delineador de ojos, pero no fue la única egipcia antigua que llevó un maquillaje distintivo. Todos los hombres y las mujeres del antiguo Egipto pintaban sus ojos con polvos negros y verdes. Además de protección solar, las personas creían que ese maquillaje les protegía también de las enfermedades.

Y de cierta manera, tal vez tenían razón. El kohl negro y otros polvos que se ponían en los párpados contenían sales de plomo; y en 2010, unos investigadores franceses argumentaron que dichas sales disminuían la producción de monóxido de nitrógeno, lo que fortalecía el sistema inmunológico de la persona y prevenía infecciones oftálmicas.

Por supuesto, eso no significa que debas empezar a delinear tus ojos con plomo. Muchos egipcios de la antigüedad no vivían más de 30 años. De haber tenido el promedio de vida actual, la exposición prolongada al plomo probablemente les habría causado muchos problemas de salud, como informó la epidemióloga Jennifer Weuve en entrevista con la revista Science.

origen-del-maquillaje-reina-elizabeth-i.jpg.imgw.1280.1280

Inglaterra
Las mujeres del Imperio Romano usaban maquillaje de plomo para blanquearse el rostro, y en el siglo XVI, las nobles inglesas adoptaron la costumbre. Uno de los personajes más famosos que utilizó maquillaje de plomo fue la reina Isabel I, quien lo aplicaba para cubrir cicatrices de viruela.

La mezcla de plomo y vinagre que usaba Isabel I se conoce como albayalde de Venecia o azúcar de Saturno. Si bien alisaba el cutis cotidianamente, con el tiempo ocasionaba decoloración de la piel, pérdida del cabello, y putrefacción dental.

origen-del-maquillaje-maquillaje-con-arsenico.jpg.imgw.1280.1280

Estados Unidos
A fines del siglo XIX, los periódicos estadounidenses publicitaban unas latas de obleas que, si las comías, prometían eliminar pecas, espinillas, y otras imperfecciones faciales. Esos productos contenían veneno, pero no era un secreto, pues lo anunciaba la etiqueta, que decía “Obleas de Arsénico para el Cutis”.

En la era victoriana se sabía que el arsénico era venenoso, aunque quizás las mujeres pensaban que un poquito no haría daño. Si bien es tolerable en pequeñas cantidades, la ingestión de arsénico conlleva un gran riesgo… a menos que de veras quieras tener una “piel de porcelana”.

COMENTARIOS