Santiago Maldonado

Preocupación por la instalación de pruebas falsas en el caso Maldonado

Aunque no hay un señalamiento directo, fuentes oficiales confirmaron que la desconfianza se posa sobre el trabajo que lleva adelante el CELS, que preside Horacio Verbitsky

jueves 7 de septiembre de 2017 - 5:36 am

El Gobierno mira con preocupación todo lo que ocurre alrededor de la causa judicial que investiga la desaparición de Santiago Maldonado.

Según detalla el diario La Nación, cerca del presidente Mauricio Macri crece la sospecha de que hay interesados en desviar la investigación con pistas falsas y que incluso algunos de los testimonios que se presentaron estarían armados.

Aunque no hay un señalamiento directo, fuentes oficiales confirmaron que la desconfianza se posa sobre el trabajo que lleva adelante el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que preside Horacio Verbitsky, uno de los querellantes de la causa.

En el radar del Gobierno también aparece la acción que está llevando adelante la Procuraduría contra la Violencia Institucional (Procuvin), fiscalía de muy buena sintonía con la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, enemiga número uno del Presidente.

“Hay una arremetida desenfrenada para instalar pruebas falsas”, describió un integrante del gabinete que está al tanto de cada detalle de la investigación.

A los investigadores les llamó la atención el vocabulario que utilizaron algunos de los testigos. “Nos dio la impresión de que están preparados, aunque no los descartamos”, sostuvo un hombre que conoce el contenido de los dos expedientes, el habeas corpus y el caratulado como desaparición forzada.

Ayer, el juez federal de Esquel, Guido Otranto, y la fiscal federal Silvina Ávila les confirmaron a los representantes del Gobierno -el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, y al secretario de Justicia, Santiago Otamendi- que aún no hay en el expediente que lleva adelante pruebas de peso que relacionen a la Gendarmería con la desaparición de Santiago Maldonado.

La falta de indicios y certezas sobre el comportamiento de los gendarmes que participaron de la represión de los manifestantes que se movilizaron el 1° de agosto -hasta el momento esa hipótesis se sostiene en los testimonios que aportaron testigos en los últimos días-, entre los que se habría encontrado Maldonado, no implica que esa fuerza de seguridad no haya tenido responsabilidad sobre el hecho.

“Están todas las hipótesis abiertas y dentro de ellas está la de la Gendarmería, pero es una de las tantas hipótesis. No hay ningún indicio concreto”, explicó Avruj tras reunirse con el magistrado. Y agregó: “No hay ningún encubrimiento, estamos poniendo todo en favor de la investigación”.

COMENTARIOS