Santiago Maldonado

¿Más politización? Gils Carbó quiere intervenir en la investigación por Maldonado

Envió a funcionarios de su confianza para apuntalar la tarea de la fiscal y destinó más recursos para encaminar la búsqueda

miércoles 6 de septiembre de 2017 - 5:37 am

Después de un mes sin resultados, el Ministerio Público Fiscal (MPF) tomó en los últimos días la iniciativa para reactivar la causa Maldonado tanto desde lo judicial como desde lo político, movimientos que generaron ayer nuevos coletazos.

Más recursos para encaminar la investigación en Esquel, un pedido para investigar a un funcionario del Ministerio de Seguridad que intervino en el caso Maldonado y, sobre todo, el desembarco de funcionarios de confianza en territorio mapuche para convencer a los testigos.

Según indica el diario La Nación, esto último se convirtió, hasta ahora, en uno de los indicios más firmes para señalar a la Gendarmería por la desaparición de Maldonado.

“Es un caso de mayor preocupación para el Ministerio Público”, dijo ayer Alejandra Gils Carbó mientras asistía a una conferencia en Rosario. Su primer contacto público con el caso había sido la semana pasada, cuando le sugirió a la fiscal de Esquel, Silvina Ávila, nombrar a cinco colaboradores de las fiscalías especializadas para analizar este tipo de casos para así conseguir nuevas pruebas, según confiaron fuentes judiciales.

Gils Carbó le recomendó a la fiscal de Esquel nombrar a integrantes de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) y de la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (Ufeci), dos dependencias creadas por la procuradora. Pero mientras se oficializa la designación de estos nuevos cargos -que ocurriría en las próximas horas- algunos funcionarios ya desembarcaron en la zona con el aval de la fiscal local.

Cerca de la procuradora inflaban ayer el pecho al recordar que la tarea fina detrás de la conversión del testigo mapuche Matías Santana estuvo a cargo de Fernando Vallone, fiscal ad hoc de la Procuvin, que trabaja desde hace tres semanas con las comunidades de Esquel a pedido de la fiscal Ávila.

Primero, el funcionario había logrado convencerlo para que hablara sin revelar su identidad, totalmente encapuchado.

Pero ayer Santana se presentó oficialmente como testigo: declaró ante el juez que vio “con binoculares” cómo Maldonado era detenido por la Gendarmería. Es el primer testimonio en el expediente que dice haberlo visto en la marcha y que, además, dice haberlo reconocido en manos de la Gendarmería. Cerca de la procuradora no descartan que en las próximas horas se acerquen nuevos testigos para aportar más evidencia sobre el accionar de las fuerzas de seguridad.

Desde el Gobierno aumentó el malestar con Gils Carbó al considerar que su intención es utilizar políticamente la muerte de Maldonado.

“No nos cabe duda de que Gils Carbó es garantía de imparcialidad”, dijo, irónico, un estrecho colaborador de Mauricio Macri, mientras el Presidente se reunía ayer con los ministros Germán Garavano y Patricia Bullrich para analizar la evolución del caso. En la Casa Rosada prevén que la procuradora buscará “obstaculizar”.

COMENTARIOS