Política

Orden superior: el día que pudieron detener a Jones Huala pero lo dejaron ir

Sucedió en marzo de 2015. Una delegación policial lo reconoció en el lof Cushamen pero un pedido de arriba impidió su detención

martes 5 de septiembre de 2017 - 6:20 am

-Jefe, el prófugo que andan buscando está por acá

-¿Cuál prófugo?

-Ese que anda provocando incendios en la cordillera. Pero creo que no lo quisieron detener.

El entonces jefe del Grupo Especial de Operaciones Policiales Juan José Luis Ale se encontraba de vacaciones en Esquel en febrero de 2015 cuando fue abordado en la calle por un suboficial.

Enterado de esta noticia cortó su descanso y volvió a Comodoro. No era ningún improvisado. Hacía 12 años que estaba al frente de esa fuerza de élite de la Policía de Chubut y además había recibido entrenamiento con excelentes calificaciones.

Según detalla el diario Clarín, el prófugo del cual le hablaban era Facundo Jones Huala, buscando entonces por Interpol y con pedido de extradición de Chile por haber quemado una estancia y agredir a carabineros.

Además se había fugado del lugar donde cumplía arresto domiciliario. Después, con ayuda, cruzó la cordillera a pie y regresó a la Argentina.

Ale volvió a Comodoro Rivadavia y comenzó a investigar qué pasaba. Y no le fue tan difícil enterarse. Ya se sabía de la presencia de Jones Huala en territorio chubutense.

Además estaba sospechado de provocar incendios forestales, de quemar camiones y cortar rutas como líder de la autodenominada Resistencia Ancestral Mapuche (RAM).

Lo cierto es que el 13 de marzo de 2015 dentro del Lof Cushamen, una delegación policial que encabezó el entonces jefe de la Unidad Regional Esquel, el comisario Oscar Marinao estuvo cara a cara con Jones Huala.

A pesar de estar encapuchado (como suelen estarlo todos los integrantes del RAM) no era difícil saber que se trataba del hombre buscado. Por otra parte estabas bien rodeado y custodiado por otros integrantes de la organización.

Sin embargo, y tras pedido de instrucciones, Marinao y su comitiva se retiraron del lugar y no detuvieron a Jones Huala.

Es que cuando se disponían a hacerlo llegó una orden de parte del entonces Jefe de Policía de Chubut Rubén Cifuentes de no detenerlo.

Se supo después que a su vez Cifuentes también recibió órdenes de esa naturaleza de parte del entonces secretario de Seguridad Oscar Martínez Conti, un general retirado que el exgobernador Martín Buzzi había nombrado en su gabinete.

Orden

Todo tenía una explicación, según cuentan algunos medios de esa ápoca. El 13 de marzo, el gobernador Buzzi cumplía actividades en El Maitén (muy cerca del lof) donde ponía en práctica una especie de kermesse popular denominada “Casa Abierta”.

Consistía en que el exgobernador y su gabinete se instalaban en una escuela o alguna institución del pueblo y la gente concurría a pedir cosas. Como eran épocas electorales, también eran épocas de dádivas, clientelismo y promesas.

COMENTARIOS