Economía

¿Qué pasa con las tasas de las Lebac?

Los analistas advierten que, aunque la suba de tasas en los plazos más largos era necesaria para descomprimir vencimientos, incrementa el déficit cuasifiscal del Banco Central

martes 5 de septiembre de 2017 - 6:04 am

Con las últimas subas de las Lebac en el mercado secundario, la tasa real de los instrumentos del Banco Central (BCRA) ya supera los 10 puntos.

En el caso de las letras más cortas el interés real llegó a 12,7% a fin de agosto, según los cálculos realizados por Elypsis.

Las tasas reales implícitas en el resto de la curva también se muestran al alza, mostrando un nivel de 10,1% para el tramo más largo.

Gabriel Zelpo, economista jefe de Elypsis, explicó: “Es una tasa interpolada, es decir que aunque no haya una Lebac a 35 días exactos, se calcula con los plazos que existen efectivamente. Lo que medimos en el caso de las letras más cortas es la expectativa de inflación de un mes contra la Lebac a 35 días”.

Si bien la consultora destacó que se trata del mayor registro desde que Federico Sturzenegger está al frente del directorio del BCRA, vale aclarar que la autoridad monetaria no está interviniendo en el mercado secundario en los plazos más próximos.

Por lo tanto, el premio “extra” que pagan las Lebac con vencimiento más cercano surge del juego entre la oferta y la demanda.

“En términos ex-ante, es decir, comparando la tasa ofrecida con la expectativa de inflación, la Lebac mantiene el rendimiento positivo desde el año pasado. Sin embargo, en la evaluación de lo que efectivamente pasó en 2016, la inflación cerró el año en 36% y la tasa que obtuvo quien renovó Lebac fue del 33%. Es decir, si bien hoy la tasa real ex-ante es del 10% para los plazos más largos, eso solo se cumplirá si efectivamente la inflación se comporta como esperamos”, sostuvo Miguel Zielonka, director de Econviews.

Para Federico Semeniuk, gerente de Estrategia Financiera de Ecolatina, a pesar de ser alta, la tasa real todavía no alcanza para seducir a los minoristas: “Mirando las tasas que se obtienen al ir renovando las Lebac cortas, el diferencial no es tan significativo para los minoristas como para estirar plazos. En cambio, sí lo es para los mayoristas que pueden desarmar sus posiciones más rápido si se mueve mucho tipo de cambio”.

Según indica el Cronista Comercial, la intención del BCRA detrás de las subas de tasas que efectuó en el mercado secundario es, precisamente, lograr que los mayoristas alarguen el plazo de sus Lebac para descomprimir los vencimientos mensuales.

Los economistas consultados coincidieron en que ese movimiento aunque esperable incrementa el déficit cuasifiscal del BCRA.

COMENTARIOS