Economía

Sigue subiendo el rojo comercial con Brasil, casi u$s 800 millones

Las importaciones de Argentina se elevaron 30,8%, mientras que las exportaciones al mayor socio del Mercosur apenas subieron 6,5%

sábado 2 de septiembre de 2017 - 11:29 am

El contraste entre las ventas de la Argentina y sus compras al resto del mundo es consistente con los ciclos de recuperación en ambos países, argumentan los economistas de la consultora Abeceb que dirige Dante Sica.

“Los indicadores de actividad en Argentina muestran una recuperación más consolidada, con significativo impulso por el lado de la inversión que se refleja en la importación de bienes de capital. En cambio, la recuperación en Brasil sigue dependiendo más que nada de la dinámica de las exportaciones netas, con una inversión que, como muestran los datos del PBI, aún no logra despegar”, destaca el estudio de marras.

En su difusión de los datos del intercambio comercial con Brasil en agosto, Abeceb dio cuenta de que las exportaciones argentinas apenas aumentaron al equivalente a USD 849 millones, mientras que las importaciones de ese origen ascendieron a USD 1.625 millones. De ahí surgió un desequilibrio desfavorable para la Argentina de USD 776 millones.

En el acumulado de los primeros ocho meses las ventas de la Argentina a Brasil sumaron USD 6.159 millones, 6,6% por encima de las de igual período del año anterior, en tanto que las compras se elevaron a USD 11.445 millones. El saldo fue negativo en USD 5.286 millones.

Nuevamente, los vehículos y autopartes (incluyendo motores) fueron claves en el crecimiento de las exportaciones durante agosto. Otros rubros que impulsaron las exportaciones durante el mes fueron: trigo, algunos productos de la pesca, fertilizantes y gas.

Por otro lado, las importaciones argentinas de Brasil estuvieron lideradas por las compras de vehículos automotores; y en menor medida insumos para la producción agrícola, puntualmente tractores, maquinaria agrícola e insecticidas, y para la construcción, como semimanufacturados de hierro y máquinas aplanadoras.

COMENTARIOS