Elecciones 2015

Operativo seducción: Cristina entrega poder al PRO y a los radicales para quitárselo al massismo

Ante la ola de dirigentes que saltaron a las filas del Frente Renovador, la jefa de Estado quiere levantar a los otros partidos opositores para que no pierdan peso ante el principal rival político del kirchnerismo en 2015

lunes 10 de marzo de 2014 - 6:37 am

La Presidenta, Cristina Fernández, tomó nota de los últimos pases de intendentes cercanos al PRO a las filas massistas, y no está dispuesta a tolerar que el principal rival político del kirchnerismo en 2015, siga cosechando apoyos.

Por otra parte, la jefa de Estado también comenzó a entregar poder en el Congreso a los integrantes del radicalismo, que vieron con ojos de sorpresa cómo el único gobernador con su signo político, Ricardo Colombi, se paseaba con Sergio Massa, en la visita de este último a Corrientes. [pullquote position=”right”]Operativo seducción: Cristina entrega poder al PRO y a los radicales para quitárselo al massismo[/pullquote]

Ante este panorama, la Primera Mandataria comenzó a entregar poder al PRO y a la UCR, con el objetivo de que los líderes provinciales y comunales no vean la opción en 2015 por fuera de estos partidos. Cristina está segura que el Frente para la Victoria podrá superar en 2015 en votos a ambos partidos, aunque no piensa lo mismo del massismo.

De esta manera, desde la Casa Rosada impulsaron un acuerdo para privilegiar a la UCR y al PRO en el reparto de comisiones en la Cámara de Diputados, con la posibilidad que presidan algunas relevantes como las de Educación (que sería para Cobos) y Asuntos Penales (que quiere ocupar Patricia Bullrich).

Cabe aclarar que se trata de un poder de fuego controlado el que Cristina le otorga a sus rivales ya que el control de comisiones no les daría la opción de sancionar leyes pero sí de imponer debates y mantenerse activos.

En este sentido fue la variopinta convocatoria de nombres que realizó la Presidenta para esbozar un anteproyecto de Reforma del Código Penal, que luego fue rechazado por los propios partidos que integraban los juristas.

El líder del Frente Renovador armó su fuerza con la base de una veintenta de intendentes, pero este año se esforzó por agregarle alcaldes de otras fuerzas, sobre todo radicales, de donde ya había sumado con Gustavo Posse (San Isidro) y Mario Meoni (Junín), entre otros.

En el último tiempo, agregó a Horacio “Pechi” Quiroga (Neuquén), se mostró varias veces con Ramón Mestre (Córdoba) y hasta paseó por Corrientes con Ricardo Colombi, el único gobernador radical que queda.

Por otra parte, al PRO, Massa le robó una parte del electorado independiente que antes se expresaba afín al jefe de Gobierno y ahora las encuestas lo muestran junto al líder del Frente Renovador.

COMENTARIOS