Economía

Las inversiones extranjeras a la Argentina descendieron 13%, cuatro veces más que las de la región

Debido al cepo de gira de divisas, una actitud contraproducente, las IED se redujeron. Por otro lado, países emergentes de la región como México, Chile o Brasil crecieron exponencialmente

domingo 9 de marzo de 2014 - 9:56 am

Países como México, Brasil y Chile son los que hoy por hoy atraen las inversiones extranjeras en latinoamérica. Pese a que el Gobierno presiona a firmas para que dejen sus ganancias en el país, el resultado se transforma en contraproducente, ya que se produjo una baja en las inversiones extranjeras (IED) por esta cuestión.

La IED hacia la Argentina descendió 13% en 2013, pese a que se computó en ese ítem la forzada reinversión de utilidades de empresas que, al no recibir autorización para enviar utilidades al exterior, debieron volcar sus divisas dentro de estas fronteras. Así, el 70% de los US$ 10.400 millones que tuvo el país como IED corresponde a la citada reinversión de utilidades de compañías foráneas que operan en el país, según surge de un estudio de la consultora DNI (Desarrollo de Negocios Internacionales).[pullquote position=”right”] Las inversiones extranjeras a la Argentina descendieron 13%, cuatro veces más que las de la región[/pullquote]

Incluso, la Argentina exhibe una caída en este carácter que es cuatro veces más alta que la merma que se dio en el Mercosur. Esto es mucho decir, puesto que el bloque fue una región de escasa participación global: recibió sólo 6% del total mundial y los US$ 83.000 que le llegaron fueron US$ 2000 millones menos que los de 2012. Otros bloques de países, como el Nafta, la Asean o los Brics tuvieron mejor suerte.

Marcelo Elizondo, director de DNI, destaca que, si bien este déficit es malo en todos lados, lo es aún más en la Argentina, ya que es un país que tiene una baja tasa de ahorro institucional en el sistema financiero. “Por lo tanto, genera poca inversión doméstica, lo que lleva a una mayor necesidad en inversión extranjera”, explicó el especialista.

Hay otro dato de importancia, propio de la coyuntura económica local, es que en la Argentina hay 500 grandes empresas que explican 40% del PBI. De esas 500, más de 300 son extranjeras, lo que marca que si el país tiene baja inversión extranjera eso tiene mucha incidencia en la totalidad de la economía.

En tanto, en los emergentes en general, ese rubro creció 6,2% en 2013 respecto del año anterior, y en América latina y el Caribe, 18%. Hay comparaciones que resultan odiosas: el país recibe la mitad de la IED que ingresa en Chile y una sexta parte de la que llega a Brasil. Estos dos países, junto con México, se ubicaron en el top 20 mundial de receptores de IED. Brasil fue 7°, con US$ 63.000 millones; México, 12°, con US$ 36.000 millones, y Chile, 18°, con US$ 20.000 millones. Además, Elizondo señala que en los últimos cinco años el país recibió menos inversión extranjera no sólo que México, Brasil y Chile, sino que también captó menos que Perú y Colombia, que históricamente estuvieron por detrás en este rubro.

Aldo Defilippi, director ejecutivo de la Cámara de Comercio Americana del Perú, dice que los países que han atraído mayor inversión son los predecibles. “Los inversionistas requieren un horizonte de planeamiento porque todo proyecto necesita un proceso de maduración largo, hasta que rinde fruto -sostuvo-. Cuando este horizonte no existe, buscan alternativas y abundan los países deseosos de competir y atraer inversiones.”

COMENTARIOS