Política

Nuevo trabajo para Ricardo Echegaray: hace divorcios desde su oficina de Nordelta

El ex titular de la AFIP ahora camina los tribunales de Morón y Lomas de Zamora, como abogado especialista en divorcios. En esa situación espera un procesamiento en la causa Ciccone

lunes 31 de julio de 2017 - 1:33 pm

Ricardo Echegaray supo ser uno de los hombres más poderosos de la era K. Pero hoy, como una metáfora del cambio de época, se encuentra alejado del poder político: el ex jefe de la AFIP vive de hacer divorcios.

El ex funcionario se quedó sin nada en agosto de 2016, cuando debió renunciar a su cargo como auditor general de la Nación, debido al avance de las causas judiciales tras el fin de su gestión en el fisco. Fue entonces que decidió inscribirse como abogado en la provincia de Buenos Aires y colaborar esporádicamente en el espacio del dirigente del Movimiento Evita Fernando “Chino” Navarro.

Su centro de operaciones es su casa y oficina del exclusivo barrio de Nordelta. El sitio iProfesional informó que su nueva especialidad son los divorcios en la provincia de Buenos Aires. Se mueve por los tribunales de Lomas de Zamora y Morón y le va bien, informó el mencionado portal. Sus clientes lo buscan con el afán de que el ex titular de la AFIP pueda penetrar los secretos fiscales de sus ex cónyuges y conocer los bienes que les ocultan. Aunque si hiciera eso, obviamente, entraría en aprietos legales.

Echegaray sigue siendo empleado de la AFIP, donde llegó a cobrar un cuantioso salario. En 2013 admitió ingresos mensuales por $240 mil. Dejó el organismo con un patrimonio de más de $5,7 millones. Decidió hacer uso de sus vacaciones y se retiró del centro de la escena. Tenía alrededor de 300 días acumulados, dicen en la AFIP. Podrá regresar en octubre. Entonces deberán decidir qué hacer con él.

Las causas judiciales

Echegaray está comprometido en la causa Ciccone II, que también salpica al ex vicepresidente Amado Boudou. Está al borde del procesamiento por haber supuestamente favorecido a la imprenta de billetes luego de que la empresa quedara en manos de Boudou.

En esa causa está indagado por presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público y supuesto abuso de autoridad. Lo acusan de haber entregado una facilidad de pagos a la compañía de Boudou. La misma facilidad que el propio Echegaray había negado a Ciccone antes de que quedara en manos del ex vice.

COMENTARIOS