Economía

Crédito hipotecario: cuáles son los barrios más favorecidos

En paralelo con la mayor actividad, los operadores remarcan el surgimiento de un nuevo perfil de usuario

domingo 30 de julio de 2017 - 11:09 am

Puntos a tener en cuenta en materia económica. El auge de las hipotecas introdujo fuertes modificaciones en la oferta y demanda de propiedades.

Según indica el diario Clarín, en paralelo con la mayor actividad, los operadores remarcan el surgimiento de un nuevo perfil de usuario, con acceso al crédito pero con presupuestos más acotados, dispuesto a resignar ubicación y confort a cambio de viviendas de mayor superficie.

El comprador hoy, coinciden fuentes del sector, es un usuario final, que busca viviendas usadas, de 3 a 4 ambientes, en zonas menos cotizadas y de bajo perfil, un segmento que “durante muchos años estuvo prácticamente paralizado”, dice el consultor José Rozados, de Reporte Inmobiliario.

La contrapartida es que el mercado a estrenar se frenó, lo mismo que los monoambientes, los departamentos chicos ubicados en áreas premium, ideales para captar inversores o para alquiler.

Entre enero y mayo de 2017 se escrituraron 20.086 propiedades en la Capital Federal, a un valor promedio de US$145.000.

Según el Colegio de Escribanos porteño, en el acumulado del año, el 21,4% de las operaciones se concretaron con hipotecas bancarias.

En este nuevo escenario, que se repite en casi todo el país, sobresalen barrios porteños como Parque Patricios, Barracas, La Boca, Mataderos, Parque Chacabuco, San Telmo y Pompeya. Y también varias localidades del GBA, entre ellas Avellaneda, Ramos Mejía, Lanús, Haedo, Morón y Lomas de Zamora.

Los martilleros describen un cuadro en transición de un mercado de oferta a otro de demanda. “Antes sobraba la oferta. Ahora, nos faltan propiedades para vender”, dice Marcelo Di Mitrio, titular de la inmobiliaria homónima con 3 sucursales en el Sur de la Ciudad.

Lo que escasea es el tipo de unidad promedio más buscada: usados de tres ambientes, de entre US$80.000 y US$130.000, con documentación apropiada para créditos y de categoría media. Ya no importa tanto la cercanía con los medios de transporte o los centros comerciales. “La realidad es que no tenemos el producto que quisiéramos”, se lamenta Diego Cazes, de LJ Ramos.

La mayor oferta financiera, sobre todo los créditos UVA (Unidad Valor Adquisitiva), ajustables por inflación más una tasa, a 30 años, reestructuró la lógica del mercado. La demanda aumentó por varios motivos, además del crónico déficit habitacional.

“La liberación del cepo destrabó todo después de tres años de decisiones de compra postergadas, con inquilinos pasando a ser propietarios”, añade Cazes. En ese lapso, completa Pablo Di Lernia, otro martillero, hubo demanda reprimida, “las inmobiliarias dependían de los alquileres, más alguna venta aislada”.

En los barrios con mayor cantidad de operaciones se observa la fuerte incidencia de las hipotecas. Di Lernia, cuya base es La Boca, sostiene que “cinco de cada 10 operaciones son con créditos”. Por su parte, Miguel Mattera, de Mattera Inmuebles (Parque Patricios, San Telmo y Balvanera), subraya que las hipotecas representan hasta el 80% de las ventas totales.

“El más demandado, en promedio, es la unidad de 3 ambientes, de 60 a 75 metros cuadrados”, señaló. Y añade que en gran medida, las consultas provienen de “matrimonios jóvenes, inquilinos, que están saltando de un monoambiente, o departamento de dos ambientes, pero de dimensiones chicas”.

COMENTARIOS