Política Internacional

El presidente turco envía a los musulmanes a “proteger Jerusalén”

"Desde aquí hago un llamado a todos los musulmanes del mundo para que vayan a Jerusalén", lanzó Recep Tayyip Erdogan

sábado 29 de julio de 2017 - 3:48 pm

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, instó esta semana a todos los musulmanes del mundo a viajar y proteger Jerusalén después de que estallara la violencia por los detectores de metales que Israel instaló y más tarde retiró de un lugar sagrado y sensible de la ciudad.

“Todos los que tengan la oportunidad deben ir a la mezquita de Al-Aqsa, es el momento en que se necesita que vayan todos allí, no importa de qué país ni de qué lugar geográfico, todo musulmán debe acudir a proteger Jerusalén y si es necesario, debe quedarse”, declaró el presidente turco el pasado jueves.

Según el diario turco Hurriyet, también dijo que “es necesario que Israel padezca más sufrimiento por la disputa que ha ocasionado en torno Al-Aqsa”. “Los musulmanes no podemos dejar pasar esta crisis generada por la ocupación israelí sobre nuestros lugares sagrados y los hermanos palestinos”, sostuvo el primer mandatario.

Según informó Infobae, el ministro de relaciones exteriores saudita Adel Ahmed Al-Jubeir efectuó una breve declaración al respecto en la que llamó la atención a los países árabes al indicar que tanto el reino como otras cancillerías árabes manifiestan preocupación por estas declaraciones  que incitan al desorden en un momento en que el mundo árabe debe buscar equilibrios fundamentales, por lo que no es propio que el presidente Erdogan continúe con su propaganda sobre Israel, algo que se ha ido agravando con la última crisis de Al-Aqsa.

Aunque los detectores y las medidas de seguridad electrónicas fueron quitadas, Al-Jubeir señaló, en lo que se considera una declaración sin precedentes en un funcionario saudita, que Israel los instaló después de que tres árabes-israelíes radicales dispararon y mataron a dos policías israelíes drusos (también árabes) fuera del complejo del Monte del Noble Santuario el pasado 14 de julio.

Israel instaló detectores de metales en las entradas de la mezquita Al-Aqsa luego del ataque del 14 de julio, donde dos oficiales de policía israelíes fueron asesinados a manos de tres terroristas palestinos que luego fueron abatidos por fuerzas de seguridad, pero al promediar la semana quitó todas esas medidas de seguridad por decisión gubernamental en lo que muchos ven como un intento de colocar paños fríos a la escalada del conflicto que se disparó a niveles críticos con el asesinato de los dos efectivos policiales.

COMENTARIOS