Policiales

Mendoza: Un ex custodio de Cobos evitó un homicidio y un fotógrafo lo retrató

Policía de profesión, Uvilla estuvo a cargo de la custodia de los gobernadores de Mendoza durante ocho años

sábado 8 de marzo de 2014 - 9:14 am

La veloz intervención del comisario Camilio Uvilla, quién fue custodio de Julio Cobos mientras fue gobernador en Mendoza, logró detener un intento de homicidio cuando un sujeto intentó dispararle a otro con una escopeta de fabricación casera durante una riña callejera en un barrio humilde de Las Heras.

Dos sujetos comenzaron a pelearse en la vereda. Uno llevaba en la mano un caño de gas recortado, la famosa ‘escopeta tumbera’, que tenía una munición dentro y estaba lista para disparar. Fue entonces cuando Uvilla entró en acción y logró evitar la tragedia.

“Vaya uno a saber que problema tenían entre ellos, pero sabemos que se conocían y había bronca”, contó Uvilla al diario Clarín. “Estábamos con dos allanamientos, y en un momento dado se siente el griterío y vemos a los dos individuos. Nos vamos para separarlos y uno sacó una tumbera de la bolsa de nylon”, explica el oficial, que inmediatamente se arrojó sobre uno de los hombres, impiriendole el disparo. “Venía dispuesto a matarlo, el oficial realmente puso en riesgo su vida”, agregó Marcos Doña, el fotógrafo que logró tomar las imágenes del hecho. Después de la intervención, debieron salir rápidamente ya que se empezó a llenar de vecinos y familiares de los dos peleadores, e incluso volaron algunos piedrazos a los móviles policiales, según cuenta el diario El Sol en su crónica del hecho.

Policía de profesión, Uvilla estuvo a cargo de la custodia de los gobernadores de Mendoza durante ocho años. Comenzó con Roberto Iglesas por dos años, luego con Julio Cobos durante todo su mandato y finalmente con Celso Jaque hasta 2009, cuando resignó un ascenso para seguir cumpliendo funciones en la calle. “Se me iba a cortar la carrera. Me gusta más estar en la calle, es más excitante”, comentó Uvilla, quién asegura que en este tipo de situaciones no se piensa, sino que “sale solo”.

La policía mendocina se encontraba en el barrio donde ocurrió el hecho intentando buscar pruebas por el asesinato de Alexis Jesús Villacorta, quién el miércoles apareció degollado dentro de una caja de madera. La principal sospechosa del asesinato es la suegra de Villacorta, quién se oponía a la relación que éste mantenía con su hija.

COMENTARIOS