Sociedad

El video que dejó grabado el piloto del avión desaparecido

Los detalles del interior de la aeronave en imágenes que fueron grabadas con un celular

viernes 28 de julio de 2017 - 2:05 pm

Es el Mitsubishi bimotor con matrícula LV-MCV que está desaparecido hace cuatro días. Es propiedad de la familia Aritsi desde 1998 y los detalles de su interior se conocieron hoy en un video grabado con un celular y en el que se ve al piloto Matías Ronzano, que es quien estaba al mando de la aeronave cuando desapareció el lunes.

Desde el hangar del Aeroclub de Bragado, donde guardaban el avión, dijeron que al MCV sus dueños lo tenían “mejor que cuando lo compraron”. Sostienen que los Aritsi “eran muy detallistas en todo lo que necesitara para modernizarlo y cumplir con todas las normas necesarias”. En ese hangar hoy está el otro avión de esa familia.

Otro dato es que el avión desaparecido fue puesto a disposición del Escuadrón Fénix de la Fuerza Aérea durante la guerra de Malvinas. Pertenecía a la familia Pescarmona durante el conflicto de Argentina con Gran Bretaña, en 1982.

El video, que publicó Todo Noticias, muestra el interior del Mitsubishi de seis plazas y asientos de cuero gris, y al piloto Ronzano, oriundo de Lincoln, que continúa desaparecido junto a su colega, Emanuel Vega, y al único pasajero de ese vuelo: Matías Aritsi, hijo del dueño de Aibal S.A.

“Es una noticia muy triste lo que ha sucedido. Por más que no tengamos precisiones sobre lo que ha sucedido. Es una familia muy querida en esta ciudad y dedicada a la actividad aeronáutica desde hace muchos años”, dijo Jorge Peña desde el aeroclub.

El Mitsubishi es un avión de lujo y que se acerca a los que se conocen como “privados de nivel ejecutivo”. Trasciende el marco de los aviones que abundan en un aeroclub: los Cessna. Tiene turbinas en lugar de motores de explosión, aunque es traccionado vía hélices. Puede alcanzar los 450 km por hora y su cabina presurizada le permite volar a más de 7.500 metros de altura.

La aeronave despegó el lunes a las 14:30 del aeródromo de San Fernando con destino a Las Lomitas, Formosa, con un plan de vuelo de dos horas y media y cuatro horas de autonomía declarada. A las 14:40 no se supo más de ellos.

El avión se convirtió en un fantasma para los radares de ese aeródromo, para los de Aeroparque y para los de Ezeiza. La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) informó que se amplió el radio de búsqueda y se sumaron más aeronaves, algunas privadas, para encontrar a los tres hombres desaparecidos.

Así, un total de veinte aviones civiles, tres helicópteros de fuerzas públicas y un avión Cessna de la ANAC buscan a la avioneta desaparecida. Por tierra, el rastrillaje lo hacen dos patrullas de Gendarmería Nacional y de Prefectura Naval. Y por agua hay ocho lanchas, también de Prefectura, en el operativo.

La ANAC indicó que la búsqueda en el Delta “es de máxima complejidad por las grandes superficies de agua, fuertes corrientes y densidad de la vegetación”, por lo que “hay zonas que deben ser sobrevoladas en reiteradas ocasiones”.

COMENTARIOS