Alimentación

Los riesgos de llevar una dieta basada en proteínas

¿Cuáles son los pros y los contras de una alimentación hiperproteica?

domingo 30 de julio de 2017 - 6:59 am

Dejaste los carbohidratos y te inclinaste a una dieta hiperproteica. Pero ojo, esta tampoco está ajena a inconvenientes. ¿Cuáles son algunos de ellos?

Es una alimentación restrictiva: sí, con esta dieta se se puede perder peso rápido, pero no deja de ser un modelo de alimentación en el que restringen grupos de alimentos, por lo que hay que hacerla puntualmente, nunca de manera permanente, para evitar la acumulación de cuerpos cetónicos en el organismo.

¿Qué es la cetosis? Se ha demostrado que el organismo, al no encontrar hidratos de carbono, debe recurrir a las grasas acumuladas en el cuerpo para utilizarlas como fuente de energía, lo que produce acidosis metabólica. Como consecuencia, se pueden producir alteraciones del sistema nervioso y en la contractibilidad de las fibras del músculo cardíaco favoreciendo la aparición de arritmias.

Las dietas con sobres y barritas, siempre con supervisión de un experto: existen las llamadas dietas normoproteicas: con productos fabricados específicamente (sobres, barritas, tortillas, etc.) con la cantidad de proteínas que el cuerpo necesita. Estas requieren siempre la supervisión de un médico que adaptará la dieta a las necesidades y características de cada persona.

Ojo a las grasas de la proteína animal: en las dietas hiperproteicas de origen animal, que se realizan con alimentos de gran valor proteico (carnes y pescados), se consumen más proteínas de las que el cuerpo necesita, además de ingerir una gran cantidad de grasas, lo cual puede conllevar riesgos para la salud. Conviene que parte de las proteínas vengan de una fuente vegetal para evitar esto.

Sobreesfuerzo de riñones e hígado: en las dietas proteicas, los riñones realizan un esfuerzo añadido para eliminar la proteína sobrante y el hígado para poder metabolizar los nutrientes, lo que puede incidir en el agravamiento de patologías ya existentes (insuficiencia renal) o en la aparición de otras.

Por otro lado, tampoco hay que olvidar que una dieta hiperproteica cuenta con numerosas ventajas, ya que las proteínas aportan energía y pocas calorías. Además. las proteínas producen un efecto saciante de forma prolongada y permiten controlar el apetito. Digerir alimentos ricos en proteínas produce en gasto energético mayor que otros nutrientes, también ayuda a aumentar músculo y, aunque se basa sobre todo en el consumo de pescado y carne, contempla la inclusión de lácteos desnatados, huevos, fruta, verdura, semillas, aceite de oliva (crudo) y frutos secos.

Fuente: Cocinatis

COMENTARIOS