Trabajo

Nueve comentarios que nunca deberías hacer en una entrevista de trabajo

Un especialista en RRHH detalló una lista de frases desafortunadas que el postulante debe evitar en la instancia laboral

jueves 27 de julio de 2017 - 2:49 pm

Todo marcha bien hasta que un comentario inoportuno, una palabra de más, una frase desafortunada sale de boca del postulante. Un gesto de disgusto se dibuja en la cara del entrevistador de inmediato. Ya no hay marcha atrás. Las chances, antes concretas de ingresar a una compañía, se esfumaron.

Según explicó al medio Infobae Alejandro Melamed, director general de Humanize Consulting y autor de El futuro del trabajo y el trabajo del futuro: “Todo lo que está prohibido en una entrevista laboral es aquello que no nos gustaría que hicieran sobre nosotros. Es fundamental tener la capacidad de ponerse en los zapatos del otro”. A continuación, los comentarios prohibidos en una entrevista laboral.

1. “¿Qué hace su empresa?”

De acuerdo con el especialista, mostrar conocimiento acerca, no solo de la empresa, sino también del puesto a cubrir, es indispensable. Preguntas de ese tipo indican poco interés, al punto de que el postulante ni se tomó la molestia de unos minutos, de sentarse frente a una computadora o tomar el celular y googlear sobre la compañía.

2. “Si no consigo este trabajo, no sé qué voy a hacer”

“Comentarios similares que muestren cierta desesperación como ‘deme un trabajo de lo que sea’ conviene evitarlos”, remarcó Melamed. El entrevistador no se siente a gusto con declaraciones que apunten a la fibra íntima. Lo que busca es al candidato más calificado.

3. “Qué linda sonrisa” o “qué desastre su equipo”

Hay una delgada línea entre la cordialidad y la simpatía que puede definir el destino en una entrevista laboral. “Nunca hay que creerse más simpático. Conviene no hacer ningún comentario sobre el aspecto o la vida personal del otro”, puntualizó. Tales declaraciones pueden generar un bloqueo involuntario que lo descalifique en una entrevista.

4. “Sé que no soy la persona más calificada, pero…”

También existe otra frontera fina entre la honestidad y la honestidad brutal. “Una frase de ese tipo es una manera de automarginarse sin ningún sentido. Siempre hay que hablar desde el punto de vista positivo, ver para qué sí estoy calificado, y nunca desde el punto de vista negativo”, comentó el especialista.

5. “Odiaba a mi ex jefe”

“En una entrevista laboral lo que se busca es conocer sobre nosotros. Tenemos que hablar de nosotros y de nadie más”, subrayó Melamed, quien agregó: “En ningún momento se debe hacer referencia negativa a otra persona. En primer lugar, porque el entrevistador lo puede conocer y, en segundo lugar, porque en realidad eso dice mucho de nosotros”.

6. “En mi empresa anterior, yo…”

Hay un mandamiento para entrevistas laborales: nunca dar detalles sobre una empresa o trabajo anterior. “Cuando se escuchan comentarios de ese tipo, se infiere que uno también podría proporcionar información confidencial sobre la compañía propia en el futuro”, explicó.

7. “Mentí en el CV para poder entrar al trabajo”

Una cosa es no decir, no profundizar sobre un defecto en la capacidad o un aspecto negativo de la personalidad. Otra, muy diferente, mentir. “Siempre hay que mostrar prudencia, corrección y el valor que le vamos a agregar a la organización, resaltando nuestras virtudes, pero nunca mentir”, dijo.

8. “En realidad, esta no es mi primera opción”

Más allá de que sea cierto que el aspirante no pretenda tener una larga estadía en la empresa, es una mala idea de expresarlo. Al entrevistador no le va a caer bien que alguien, por más honesto, deje sentado que usará el puesto como un mero paso a otra posición más grande.

9. Comentarios ofensivos, políticos o religiosos

“Todos aquellos temas que pueden demostrar una resistencia o un prejuicio respecto de cuestiones físicas o ideológicas hay que evitarlas de raíz e intentar ser lo más neutrales posibles”, señaló el experto en recursos humanos.

COMENTARIOS