Alimentación

Dieta mediterránea: diez consejos para preparar la comida de los niños

Para llevar a la práctica una vida sana y fortalecer las defensas de los más pequeños, estos son los caminos que se recomiendan

martes 25 de julio de 2017 - 10:18 am

La obesidad y el sobrepeso infantil afectan a más de 42 millones de niños en todo el mundo con consecuencias graves como el riesgo a sufrir cardiopatías, diabetes, artrosis y algunos tipos de cáncer como el de mama, endometrio y colón, según las últimas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Emilio Jirillo, profesor de Inmunología en la Universidad de Bari, en Italia, ha puesto de manifiesto la importancia de controlar la obesidad para prevenir enfermedades y cómo los alimentos influyen en el sistema inmunológico.

Para llevar a la práctica una vida sana y fortalecer las defensas de los más pequeños, propone la dieta mediterránea y recuerda las siguientes directrices para llevarla a cabo:

  • Comer frutas a diario y limitar el consumo de jugos.
  • Incluir vegetales frescos o cocinados en cada comida.
  • Comer pescado más a menudo, al menos dos o tres veces por semana.
  • Utilizar aceite de oliva cuando cocinemos en casa en vez de mantequilla.
  • Comer el pan y los cereales integrales en vez de los productos con harinas refinadas al menos cinco veces a la semana.
  • No salir de casa sin desayunar: tomar a diario leche, mejor si es baja en grasa, con una tostada con productos integrales desterrando los dulces y la bollería industrial.
  • Reducir los alimentos con azúcar añadido, incluyendo los jugos y bebidas con edulcorantes artificiales.
  • Disminuir la sal y los productos procesados con un alto índice de sal en su composición.
  • Consumir sólo la parte magra de la carne y evitar las más grasas.
  • Ingerir más legumbres que carne.
  • Tener en cuenta las recomendaciones que aparecen en los etiquetados para utilizar las cantidades adecuadas.
  • Evitar ir a restaurantes de comida rápida como hamburgueserías y pizzerías.
  •  Hacer un balance entre el gasto calórico del niño y la actividad física que realiza.

dieetametiterranea-p

¿Por qué deben hacer deporte los niños?

Por otra parte, este especialista indica que los más pequeños deben practicar una hora diaria de ejercicio moderado o juego vigoroso que implique movimiento. Estos son los beneficios:

  • Ayuda a mantener un peso saludable.
  • Mejora la forma física, el corazón, la fuerza muscular.
  • Refuerza la autoestima y reduce el estrés.
  • Aumenta la concentración, lo que se refleja en su rendimiento escolar.
  • Favorece la socialización con otros niños.
  • Previene el desarrollo de enfermedades en la edad adulta como la diabetes, hipertensión, altos niveles de colesterol o patologías cardiovasculares.

Fuente: Cuidate Plus

COMENTARIOS