Salud

Por qué no deberías beber el vaso de agua que dejás junto a tu cama

Si bien está científicamente comprobado que hidratarse es muy sano, no conviene hacerlo con un vaso que dejaste toda la noche en tu mesita de luz; enterate por qué

lunes 24 de julio de 2017 - 7:28 am

La ciencia lo respalda, tomar un vaso con agua justo después de despertarte es bueno para tu salud. Rehidrata tu cuerpo y activa tu mente, sin embargo, dejar uno junto a tu cama para tomarlo por la mañana puede ser algo que no deberías hacer.

¿Notás que al tomar el primer sorbo de agua por la mañana, ésta sabe rara? Posiblemente también podés ver que en ella hay pequeñas burbujas.

En cuanto al sabor, tal vez pienses que tu paladar tiene la culpa, sin embargo, a pesar de que el agua está purificada, las reacciones químicas que suceden en el entorno, alteran su estructura química y por eso sabe diferente.

El agua que dejamos al aire libre absorbe dióxido de carbono que baja el PH del agua y le da un sabor ligeramente más ácido.

A pesar de eso nuestra bebida no supone un peligro para nosotros, pues ese cambio en su estructura es mínimo como para afectarnos, la acidez del agua no es lo único que debe preocuparnos. Hay razones más importantes por las que no debés dejar el agua junto a tu cama.

En realidad es una razón por la que siempre debe ser filtrada, hervida y almacenada en un lugar cerrado y es que lo que puede pasar es que retenga bacterias que hay en el ambiente. Tal vez tu hogar es seguro y no tengas que lidiar con ciertos bichos que pueden incluso incubar larvas en el agua, pero incluso el que tu vaso se llene de polvo hace que se convierta en algo antihigiénico y peligroso para tu salud.

Ahora lo sabés, la estructura química cambia, pero no te hará daño, sin embargo, no dejes vasos con agua descansando al aire libre, pues los microorganismos que hay en el medio ambiente son los que pueden suponer un gran problema.

Fuente: La Bioguía

COMENTARIOS