Mundo

Los volcanes de Kamchatka: así lucen los ríos envueltos en lava

En este sitio de Rusa, la lava fluye con tal celeridad que parece agua, y remodela el paisaje a cada nueva erupción volcánica

martes 18 de julio de 2017 - 10:02 am

00517369_1200x1800

En el paisaje de Kamchatka, la lava, las cenizas volcánicas y los gases determinan sus tres colores distintivos.

a_44b6554_1800x1200

Cuando una burbuja de lava explota en el cráter, el material eyectado alcanza hasta 100 metros de altura. Las salpicaduras se enfrían y solidifican en el aire, y caen formando un cono de escorias.

a_44b7127_1800x1198

El flujo de lava, fotografiado desde el helicóptero, divide una superficie oscura formada por bombas de lava (a la izquierda) y antiguas rocas volcánicas cubiertas de nieve (a la derecha).

a_mg_6629_1800x1198

Una erupción del calibre de la del Tolbachik es letal para todo organismo que habita en su entorno. El humo de los árboles incendiados se mezcla con los gases volcánicos y el vapor que desprende la colada al enfriarse.

g-volcano_tolbachik_0079_1800x1198

La colada de lava puede recorrer largas distancias mientras se enfría lentamente. La superficie es lo primero que se solidifica, formando elaborados diseños con las formas más caprichosas.

g-volcano_tolbachik_0479_1800x1198

Una colada de lava fluye del volcán Ploski Tolbachik y rodea a su paso un nuevo cono de escorias.

g-volcano_tolbachik_1608_1800x1200

De noche y sin otra luz que el resplandor de la lava en ebullición, los fotógrafos se aproximan al mismo borde del cráter para documentar en imágenes la erupción del volcán, un auténtico espectáculo pirotécnico.

g-volcano_tolbachik_2822_1800x1198

La erupción del Ploski Tolbachik se inició el 27 de noviembre de 2012, después de 36 años de calma. Esta imagen del flujo de lava entre emanaciones gaseosas fue tomada 15 días después, el 12 de diciembre.

Fuente: National Geographic

COMENTARIOS