Automóviles

El Gobierno revisará la suba de impuestos a los autos que dejó paralizada a la industria

La semana próxima habrá reuniones con los empresarios del sector tanto en la Jefatura de Gabinete como en el Ministerio de Economía para analizar el tema en cuestión

viernes 7 de marzo de 2014 - 7:54 am

El Gobierno confirmó que revisará el esquema del impuesto a los autos: admitió que se paralizó el nivel de actividad y no pudo recaudar casi nada, aunque les pedirá explicaciones a las automotrices por el fuerte aumento de precios que llevaron adelante.

“Las empresas tienen que explicar por qué subieron tanto los precios al punto de dejar al mercado casi sin precios de referencia”, se quejó la fuente oficial.

Así lo indicaron al diario La Nación fuentes oficiales, que indicaron que la semana próxima habrá reuniones con los empresarios del sector tanto en la Jefatura de Gabinete como en el Ministerio de Economía para analizar ambas cuestiones.

Las fuentes consultadas aseguraron que, pese a que uno de los efectos iniciales buscados era penalizar la venta exclusivamente de los autos más caros a través de este tributo, el objetivo no se consiguió.

El primero en dar una pista en este sentido fue el jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray, quien anteayer, al anunciar la recaudación de febrero, explicó que estaba estudiando el impacto del aumento de la alícuota sobre el nivel de ingresos tributarios.

Si llega la orden política, la posibilidad más concreta de corregir este problema para la AFIP llegaría a través de aumentar la tasa de importación para los vehículos que llegan desde el exterior y no aplicar en los hechos la nueva alícuota para los que se producen en el país.

Mientras tanto, el equipo de Giorgi trabaja en dos posibilidades: un cambio en el piso sobre el que se cobra el impuesto o una modificación en la forma de cálculo de la alícuota, de modo que resulten exentos los vehículos medios de la cadena. “Se está trabajando sobre la cadena de embarcaciones, motos y vehículos livianos”, indicó en este sentido otra fuente oficial.

En cambio, desde el Palacio de Hacienda la versión de cambios fue más light: “Se les ofreció a las automotrices la apertura de nuevos mercados, pero no un cambio en el impuesto; como mucho, pueden revisarse los montos para aquellos que se producen acá”, terminó concediendo la fuente.

 

COMENTARIOS