Política

Senado: enojo del kirchnerismo con Pichetto y el oficialismo

Estaban a un instante de un triunfo cuando ocurrió lo inesperado. El hecho provocó cruces de facturas en el bloque justicialista

jueves 13 de julio de 2017 - 5:56 am

La oposición en el Senado tenía todo listo ayer para sacudir con una derrota histórica al Gobierno: se proponía rechazar un DNU de Mauricio Macri que anuló los reembolsos a los puertos patagónicos.

Según detalla el diario Clarín, estaban a un instante de un triunfo político cuando ocurrió lo inesperado: el oficialismo se avivó de que no había quórum y dio por levantada la sesión. Victoria de la Casa Rosada, aunque quizá efímera.

Enseguida quedaron al desnudo los pases de factura internos en la bancada justicialista. En realidad ya habían surgido al inicio de la sesión, con un inédito cuestionamiento público a la autoridad de Miguel Ángel Pichetto, jefe del FpV.

Fue cuando se quiso tratar un proyecto impulsado por el Poder Ejecutivo para ampliar el uso de la tarjeta Argenta a beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo.

Su inclusión en el temario de la sesión había sido consensuado entre Pichetto y el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo.

Ahí surgió la primera bronca. Según dicen en la bancada, Pichetto no les había comunicado que esa iniciativa estaba en el temario. En el bloque peronista pusieron reparos.

El rionegrino insistió: “La tarjeta Argenta es un beneficio del gobierno anterior para los jubilados, y si se amplía a la Asignación Universal por Hijo es un instrumento correcto. ¿Por qué no vamos a tratar algo que beneficia a los sectores más humildes?”.

Cuando vio la resistencia, Pichetto completó: “Le pido a mi bloque que acompañen porque si no levantémonos y vayámonos todos a casa”. Se refería a que que había asumido con el oficialismo el compromiso de tratar Argenta a cambio de otras iniciativas que serían votadas en la sesión, algo usual en la lógica parlamentaria.

No hubo caso. El primero que se rebeló fue el formoseño José Mayans, quien es además el histórico vicepresidente de la bancada. “En esta gente”, dijo en referencia al Gobierno, “yo no confío nada porque son unos usureros”.

Pichetto insistió. Mayans le retrucó: “Una cosa es ser jefe de bloque y otra ser jefe político”, dejando en claro que debía haber consensuado el tratamiento de Argenta.

Más tarde, el rionegrino lamentó en privado ese desenlace: “La palabra vale y había que cumplirla. Además no era un proyecto perjudicial a los intereses de los sectores más humildes. Era mucho mejor que pagar una tasa altísima a usureros”

COMENTARIOS