Policiales

Investigan si el cadáver hallado es de un sindicalista prófugo

Sospechan que podría tratarse de Walter Leguizamón, un ex UOCRA al que buscan por el homicidio de un obrero

miércoles 12 de julio de 2017 - 7:54 am

Fue por los primeros días de julio que los investigadores descubrieron que Walter Leguizamón, un ex secretario general de la UOCRA de Lomas de Zamora que estaba prófugo desde 2015 por el crimen del obrero Darío Avalos, estaba trabajando en blanco en una constructora de Chascomús.

Sabían que en breve viajaría a Buenos Aires por un problema familiar y esperaban la orden judicial para capturarlo. Pero le perdieron el rastro y la aparición de un cadáver flotando en la laguna de Chascomús puso a todos en alerta.

Ahora, la Justicia investiga si el cuerpo, atado con alambres, brutalmente golpeado y con un escopetazo en el pecho que un vecino encontró flotando en la laguna el sábado a la mañana, pertenece al ex gremialista del que se insisten en despegarse en la UOCRA: “A los ocho días que Leguizamón tiroteó al grupo de Avalos fue expulsado del gremio y su seccional intervenida”.

Según detalla el diario Clarín, por el estado de descomposición en el que apareció el cuerpo -creen que llevaba varios días en la laguna- recién mañana le harán la autopsia y ahí verán si pueden cotejar las huellas con el sistema de identificación automática de huellas dactilares (Afis por sus siglas en inglés).

Por lo pronto, fuentes del caso informaron que le fueron enviadas fotos al abogado de Leguizamón y que éste “negó que se tratara del cuerpo de su cliente”.

También, cotejarán los tatuajes que tiene el cadáver (tribales en ambos brazos y una estrella grande en el hombro izquierdo) con los que tienen en la ficha de pedido de captura del ex gremialista.

Lo cierto es que fuentes judiciales también revelaron a este diario que los investigadores que buscaban a Leguizamón desde 2015, cuando se fugó, por escuchas telefónicas habían logrado dar con él a principios de mes.

“Sabíamos que estaba trabajando en una constructora de Chascomús en blanco y que en breve, esta semana o la que viene, debía venir hacia la Capital por un problema familiar: un hijo había intentado suicidarse”.

Esos mismos investigadores son los que creen que podría tratarse de Leguizamón ya que, sorpresivamente, le perdieron el rastro en los últimos días.

De ser como sospechan, desaparece la posibilidad de que sea condenado por el crimen de Avalos. Mientras, desde la UOCRA alejan fantasmas y aseguran que “este hecho nada tiene que ver con el gremio”.

De no ser así, continuará la búsqueda del prófugo por el homicidio de Avalos, un caso que ocurrió en 2014: un grupo de trabajadores pedía la reincorporación de obreros despedidos de la empresa ESUCO cuando la banda liderada por Leguizamón los emboscó a las 4 de la madrugada en la entrada de la fábrica.

COMENTARIOS