Judicales

De Vido complicado: con una millonaria maniobra irregular compraron máquinas

Es en la mega causa Río Turbio. Allí, el ex ministro utilizó un acuerdo firmado en épocas de la dictadura con Polonia, para eludir controles en una licitaición por 53 millones de euros

domingo 9 de julio de 2017 - 10:02 am

Según cuenta el periodista de La Nación Hugo Alconada Mon, La triangulación se apoyó en un decreto emitido durante la última dictadura y destinado a fomentar la cooperación entre los Estados argentino y polaco. Así les permitió a funcionarios bajo la órbita del entonces ministro Julio De Vido comprar maquinaria minera a una empresa polaca, de manera directa, luego de que esa compañía no ganó una licitación pública internacional.

En total, triangularon por lo menos 53,3 millones de euros -unos $ 450 millones al tipo de cambio vigente- en dos operaciones paralelas que comenzaron en 2012 y cuya ejecución contractual se extiende hasta hoy.

La maniobra se suma así a dos denuncias de las nuevas autoridades de Yacimientos Carboníferos Fiscales-Río Turbio (YCRT). La primera, por el desvío de fondos a través de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN); la segunda, por un presunto fraude con una obra vial, jamás iniciada, pero sí se cobró.

La empresa beneficiaria de esta irregularidad sería Kopex, que para diciembre de ese mismo año selló una alianza con la firma estatal polaca, Bumar-Labedy, con quien triangularía para hacerse de una venta millonaria, amparada en un acuerdo con el gobierno de Polonia que data de la Dictadura.

El caso es que en agosto de 2012 se firmó el primero de dos contratos. Fue por 19,6 millones de euros, para comprarle a la estatal Bumar-Labedy “dos tuneleras para excavación con un sistema de transporte continuo y cinta transportadora”. El problema es que Bumar-Labedy, aunque firmó ambos contratos, no podía entregar por sí misma nada de lo que acordó. Era una fábrica estatal polaca para fines militares, que se expandió a la construcción de maquinaria civil pesada -y se privatizó en 2014-, pero que nunca se abocó al rubro de minería subterránea de carbón. Por eso, solo intermedió en la operación, lo que le permitió al ministerio de De Vido evitar una licitación y a la empresa Kopex quedarse con el negocio que de otro modo no hubiera obtenido.

COMENTARIOS