Elecciones 2015

Un pacto de no agresión enfría internas en el PRO para evitar ensuciar candidatura de Macri

Detrás de este pacto están las candidaturas en juego: María Eugenia Vidal, y Jorge Macri, se disputan la Provincia; mientras que Horacio Rodríguez Larreta, y Gabriela Michetti quieren jugar en la ciudad de Buenos Aires

jueves 6 de marzo de 2014 - 5:09 pm

Como parte de su estrategia electoral, el PRO puso en marcha un pacto de no agresión entre sus propios dirigentes para que las internas, sobre todo por la sucesión porteña, no afecten la candidatura presidencial del jefe de Gobierno, Mauricio Macri.

La pelea en la Capital Federal -bastión PRO y carta de presentación política de Macri hacia todo el país- junto con el armado en la provincia de Buenos Aires, son claves para el sueño presidencial del ex titular de Boca Juniors, y por eso instruyó a sus máximos referentes en ambos distritos para que eviten todo tipo de enfrentamiento interno. [pullquote position=”right”]Un pacto de no agresión enfría internas en el PRO para evitar ensuciar candidatura de Macri[/pullquote]

Detrás de este pacto están las candidaturas en juego: la vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal, y el intendente de Vicente López, Jorge Macri, en terreno bonaerense; y el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, y Gabriela Michetti, en la ciudad de Buenos Aires.

Desde el entorno de la senadora del PRO fueron tajantes ante la consulta de la agencia DyN y aseguraron que “no hay ninguna posibilidad de que Gabriela no sea candidata” en la ciudad de Buenos Aires, aunque la misma fuente agregó que “eso no quiere decir que no haya presiones para que termine yendo a otro lado”.

El pacto de no agresión debutó hace poco menos de un mes con una actividad conjunta entre Michetti y Larreta en un centro de jubilados de Parque Patricios, en donde la primera habló abiertamente de un esquema ideado para “evitar rispideces” y “enviar una señal hacia adentro” de la fuerza.

El enfrentamiento entre ambos dirigentes es histórico y disminuye o aumenta en cada elección, sobre todo a la hora de ocupar lugares de poder en el Ejecutivo porteño o en la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires.

Unos días después, Michetti acompañó a Vidal (quienes no mantienen la mejor de las relaciones) a una recorrida por Lomas de Zamora, y lo mismo realizó Larreta, que visitó junto a la Vicejefa de Gobierno la localidad de San Fernando.

“Mostrarse juntos es sólo para la tribuna. Están totalmente enfrentados y los dos quieren ser, y desde el seno de Macri dicen que quiere internas abiertas pero el “pelado” no sube; tiene muy buena imagen de gestión pero no se traduce a intención de voto”, afirmó un asesor PRO a DyN.

COMENTARIOS