Judiciales

Tragedia de Once: un año y medio y no hay presos por la causa

El 29 de diciembre de 2015 un tribunal oral condenó a 21 de los 28 acusados. La Sala III de la Cámara de Casación aún no se expidió respecto de las apelaciones

viernes 30 de junio de 2017 - 5:32 am

Hace un año y medio, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 2 sentenció a 21 de los 28 acusados por el choque del tren Chapa 16 en la estación Once.

Aquel 29 de diciembre de 2015, los familiares de las 52 víctimas y los 789 heridos celebraron que haya habido condenas a prisión para funcionarios y empresarios. Pero a pesar del paso del tiempo, aún no están firmes.

Según indica el diario Clarín, la Sala III de la Cámara de Casación aún no se expidió respecto de las apelaciones y el único preso es el ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, pero por otra causa.

“Sabemos que conseguimos un fallo histórico y que la Justicia ha tenido tiempos inéditos en esta causa. Pero todo eso se diluye cuando Juan Pablo Schiavi y Claudio Cirigliano siguen libres. No entendemos cuál es la justificación para tanta demora. Sentimos que todo lo que logramos queda en la nada. Y el hecho de que la sociedad entera vuelva a creer que en este país no hay consecuencias nos da mucha tristeza y bronca”, sostiene María Luján Rey, la mamá de Lucas Menghini, una de las víctimas.

El Tribunal Oral condenó a 21 acusados y absolvió a 7, entre ellos a los ex interventores de la CNRT Eduardo Sícaro y Pedro Ochoa Romero.

La mayor pena, de nueve años de prisión, fue para el ex titular de TBA, Claudio Cirigliano, por estrago culposo y administración fraudulenta contra el Estado. Por los mismos delitos Schiavi, el ex secretario de Transporte de la Nación, fue sentenciado a ocho.

Su antecesor, Ricardo Jaime, recibió seis años, pero sólo como partícipe necesario de administración fraudulenta. Es el único preso, pero por una causa por recibir dádivas.

El maquinista Marcos Córdoba fue sentenciado a tres años y medio. Los demás, todos ex funcionarios y directivos de TBA, recibieron de tres a ocho años. Además, el Tribunal ordenó que se investigara al ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

Todos los condenados apelaron. También la fiscalía y los querellantes, que pidieron que se revean las absoluciones y que Jaime también sea considerado responsable de estrago.

En noviembre, Raúl Pleé, el fiscal ante la Cámara de Casación, dictaminó que se confirmen las penas y que se sentencie a algunos de los absueltos.

Pero la Sala III sigue sin expedirse. Ni siquiera llamó a las audiencias preliminares para que las partes expliquen en qué basan sus apelaciones.

“Estamos a la espera de que la sala fije las audiencias -señala el abogado querellante Leonardo Menghini-. Hubiéramos deseado que esto ocurriera antes del juicio a De Vido. Si bien esta demora no escapa a la lentitud habitual de la Justicia argentina, sí marca una clara diferencia con la rapidez de la instrucción y el juicio oral. Creemos que la Cámara va a confirmar las condenas, pero queremos que eso ocurra cuanto antes para dar vuelta la página y para que los condenados a los que les cabe prisión efectiva vayan a la cárcel”.

COMENTARIOS