Sociedad

Mendoza: la conmovedora carta de un joven que despidió a su novio

En un emocionante texto posteado en Facebook, Agustín Ramírez recordó a su pareja, Marcos Velázquez

jueves 29 de junio de 2017 - 6:09 am

En 2.354 caracteres, escritos en una dolorosa carta publicada en Facebook, Agustín Ramírez despidió a su novio, Marcos Agustín Velázquez, uno de los quince muertos que dejó la tragedia en la Cuesta de los Terneros, en Mendoza.

“Te admiraba, el aguante que tenías, con el trabajo, los ensayos, llegar tarde y levantarte temprano solo para hacer lo que amabas, eras mí ídolo, te faltaban tantos escenarios por pisar”, escribió Agustín Ramírez en su muro cuando apenas habían pasado 24 horas del vuelco del micro que llevaba a estudiantes de danza de una escuela de Grand Bourg.

Según indica el diario Clarín, la carta circuló por las redes sociales y fue compartida más de 8.000 veces.

Los dos Agustines -así se le decían también a Marcos- llevaban la cuenta de su amor con matemática adolescente: un año y dos meses, desde el día en que Velázquez le propuso ser novios.

“Suerte, mi amor, rompela. Te amo muchísimo”, le dijo Agustín en la última conversación que tuvieron. “Te amo, gordo”, le respondió el otro Agustín desde Mendoza.

Agustín, el que quedó en San Fernando, se cambió y se fue a cumplir doble turno en el local de comidas rápidas en el que trabaja. Estaba emocionado, en pocas horas llegaba de regreso su novio, al que había ayudado a vender las rifas para pagarse el viaje y a armar los bolsos para ir a Mendoza.

Agustín estaba enamorado y orgulloso de su novio, y aunque ya lo extrañaba, el viernes no aguantó la admiración y en Facebook le dedicó: “Estoy muy orgulloso de la persona que tengo al lado. Lo admiro, lo apoyo y lo voy a seguir haciendo. ¿Suena un poco egoísta el decir que no quería que se vaya, que lo voy a extrañar? Si, muchísimo. Aunque se que son unos días nomás, pero esa seguridad y esas alas son las que me llevaron a enamorarme”. “Son solo unos días”, lo consoló Agustín Velázquez, el bailarín, antes de partir.

Con la muerte confirmada, Agustín publicó una de las tantas fotos en la que se los ve besándose, felices y sonriendo.

Y entonces, escribió: “Hoy el cielo tiene una nueva estrellita, un nuevo ángel, mí ángel guardián. No caigo, no quiero entenderlo, te me fuiste mi amor, nos dejaste solos, necesito volver a escuchar tu voz, ver esa sonrisa, pelearte solo para hacerte enojar y después llenarte de besos y abrazos, no me entra en la cabeza, porque vos”.

COMENTARIOS