Economía

Cuatro economistas coinciden: con un año de retraso “llegó el segundo semestre”

Miguel Kiguel, Orlando Ferreres, Marina Dal Poggetto, Marcos Buscaglia se mostraron optimistas respecto al futuro económico y advirtieron que si bien el consumo aún no despegó, lo haría en los próximos meses

martes 27 de junio de 2017 - 1:36 pm

Economistas coincidieron hoy en que “con un año de demora llega finalmente el segundo semestre“ al que aludió el Gobierno al asumir en diciembre de 2015, aunque advirtieron acerca del consumo, que crece poco, y la posibilidad de shocks externos que corten el financiamiento.

El diagnóstico correspondió a Miguel Kiguel, director ejecutivo de Econviews; Orlando Ferreres, presidente de Orlando J. Ferreres y Asociados; Marina Dal Poggetto, socia del Estudio Bein, y Marcos Buscaglia, socio en Alberdi Partners, quienes participaron de un panel sobre la macroeconomía nacional en la tercera edición del Financial Summit de La Nacion, en el Museo de Arte Latinoamericano de esta Capital.

“La buena noticia es que finalmente llega el segundo semestre, un año atrás pero llega. La economía crece, despacito, como dice la canción, pero hay un proceso de recomposición“, observó el economista. Para Kiguel, “en el sector agropecuario, energía, petróleo y gas, empezamos a ver movimiento. Es una reactivación muy despareja, en sectores y en regiones. Al consumo, en cambio, le cuesta arrancar, pero la masa salarial está empezando a crecer después de mucho tiempo. No había opción al gradualismo“, consideró.

siderurgia-fabrica-pbi-economia-crecimiento

Ferreres, por su parte, dijo que a su consultora el crecimiento del Producto Bruto le “da 4 por ciento entre abril de este año y el del año pasado. Hay una orientación gradual que está dando resultados. Salvo el consumo, los números dicen que lo demás va bien“. “Se eligió una salida gradualista y yo soy optimista“, expresó. Para el economista, “la industria va a arrancar, con diferencias. Para los que venden a Brasil, mal, esos no van a mostrar el camino. Los demás sectores están esperando que pasen las elecciones para ver hacia dónde se va. Si después de las elecciones sigue todo igual ahí sí es para preocuparse“, señaló.

Dal Poggetto matizó que si bien “la economía arrancó y hay un aumento del ahorro y del consumo, este último se da afuera, como en Chile“. “La Argentina se cerró mucho los últimos años, y eso tiene consecuencias. Por ejemplo el vino chileno entra a Europa sin arancel, y el vino argentino con uno de 14, 15 por ciento“, comparó. Sin embargo, alertó que “no hay un consenso social para pasar de una economía cerrada a una abierta”. Sobre la inflación, dijo que “entre julio y octubre va a estar entre uno y uno y medio. Es tendencia. Al final del año va a depender de cómo siga la agenda tarifaria“.

Buscaglia precisó que “lo que empuja a la economía es el sector agrícola. Es un origen distinto a la recuperación de los cuatro años anteriores“. Con todo, alertó sobre lo que podría ocurrir con la marcha de la economía en caso de producirse eventos en el exterior con impacto nacional. “Si se produce un shock externo será un problema grande, porque el gradualismo dejaría paso a un ajuste que habría que hacer a los ponchazos“, sostuvo.

DyN

COMENTARIOS