Seguinos en nuestras redes

Policiales

El colombiano que mataron en Palermo era un jefe de un grupo de sicarios colombianos

La víctima del asesinato perpetrado el pasado lunes en los bosques de Palermo sería un jefe de seguridad del denominado cartel de Norte del Valle, de Colombia

Carlos Gutiérrez Camacho, el ciudadano colombiano de 40 años asesinado el lunes pasado en los bosques de Palermo, sería un jefe de seguridad del denominado cartel de Norte del Valle, de Colombia.

Antes de refugiarse en nuestro país, el asesinado habría comandado un grupo de sicarios dedicados a operar en el negocio del tráfico de estupefacientes.

El dato fue aportado en las últimas horas por autoridades colombianas y avalaría la presunción que indicaría que el homicidio de Gutiérrez Camacho fue un ajuste de cuentas entre narcos colombianos.[pullquote position=”right”]El colombiano que mataron en Palermo era un jefe de un grupo de sicarios[/pullquote]

Según asegura el diario La Nación del día de hoy, el móvil del asesinato de Gutiérrez Camacho habría sido una venganza pergeñada por su ex jefe debido a que la víctima habría sido señalada como el supuesto responsable del fracaso de un envío de droga a Europa, que derivó en el secuestro del cargamento por parte de la policía colombiana luego de interceptarlo en Panamá.

De confirmarse estos datos, se echaría por tierra una hipótesis que manejaba la fiscal de instrucción Cristina Caamaño que indicaba que Gutiérrez Camacho pudo ser víctima de un hecho pasional, pergeñado por su ex mujer, quien se había quedado en Colombia, luego de que el hombre se instaló en un departamento de Vicente López con una joven 19 años menor que él.

Con esa identidad, el sicario colombiano conocido como “Mojarra” o “Guajiro”, viajó de Colombia a nuestro país en seis oportunidades con un pasaporte a nombre de Brausín García, sobre el que no pesaban antecedentes penales. Esto le posibilitó al sicario cruzar los controles migratorios sin que las autoridades advirtieran realmente quién era.

Ayer seguía internada en el hospital Fernández Solange Trujillo, la joven colombiana de 21 años que fue herida de dos tiros en el ataque contra Gutiérrez Camacho. Según Camaño, la joven afirmó que no sabía quién habría ordenado el homicidio de su novio. Tampoco aportó datos sobre la identidad de “el Diablo”, el hombre que los acompañaba, y que luego de saludar a su novio, se apartó antes de la emboscada.

Policiales

Un taxi explotó en pleno Recoleta y generó pánico entre los transeúntes

Hasta el momento se desconoce la causa del incendio

El coqueto barrio de Recoleta vivió momentos críticos luego de que vecinos reportaran un fuerte estruendo por la explosión en plena calle de un auto, que trabajaba como taxi y que luego se trasladó varios metros envuelto en llamas.

El siniestro ocurrió en en Cabrera y Anchorena. Pese a que aún se desconocen las razones del mismo, algunas versiones advierten que el auto se habría incendiado y que, como consecuencia, el tanque de gas habría explotado. Según trascendió, el chofer notó la situación y se arrojó del vehículo, aunque sufrió algunas quemaduras leves en sus manos.

En videos que se dieron a conocer en los canales de televisión, se ve cómo el vehículo baja por la calle completamente incendiado mientras se ven a las llamas salir por las ventanas.

En tanto, según señaló a TN Marcelo, un testigo en el lugar, “el taxi se prendió fuego y luego explotó”. “Al conductor lo sacaron y no se sabe si el matafuego funcionaba”, afirmó el hombre, al tiempo que señaló que “los bomberos tardaron unos 15 minutos en llegar. El taxi se terminó de prender fuego, empezó a correrse y es ahí cuando colisiona con otro coche porque estaba en bajada”.

“La explosión rompió varios vidrios, fue fuertísima”, dijo el testigo y resaltó que la detonación podría haber herido a las personas que se acercaron al ver el incidente. “Había mucha gente mirado y la explosión fue muy fuerte. Algún herido debe haber”, afirmó.

Continuar leyendo

Cine

La jefa de armas de la película de Alec Baldwin, en la mira: “no estaba segura de aceptar el trabajo”

Se trata de Hannah Gutierrez-Reed, una joven de apenas 24 años, que antes de la tragedia había contado en una entrevista que estuvo a punto de rechazar le trabajo porque no sabía cómo cargar armas de fogueo

La joven de 24 años Hannah Gutierrez-Reed fue convocada para tener a su cargo el armamento de la película Rust, donde accidentalmente el actor Alec Baldwin mató a la directora de Arte e hirió al director del film. Aunque aún no se presentaron cargos, la investigación apuntó el nombre de la joven en tanto responsable del área, pero además porque se descubrió que en una entrevista el mes pasado, Reed había declarado que tenía dudas sobre su idoneidad al frente de ese trabajo.

“Estuve a punto de no aceptar el trabajo porque no estaba segura de estar preparada, pero al hacerlo, todo fue muy bien”, había declarado Gutierrez-Reed en una entrevista con el podcast Voces del Oeste, un mes antes de comenzar el rodaje.

Allí destacaba que su punto más débil y lo que más la asustaba era la carga de armas de fogueo. Estas son réplicas de armas de fuego de alta calidad que no funcionan con munición normal, sino que llevan un taco de papel, madera o plástico que al dispararse en corta distancia puede ocasionar heridas de consideración. Para practicar acudió a su padre, el reconocido armero Thell Reed, que le habría enseñado a disparar cuando cumplió los 16.

La secuencia del horror

Según la investigación, Gutiérrez-Reed colocó tres pistolas de utilería en un carro fuera del lugar de rodaje, y el primer ayudante de dirección Dave Halls cogió la pistola del carro y se la llevó a Baldwin, sin saber que estaba cargada con balas reales.

Halls gritó “¡pistola fría!” antes de entregar el arma a Baldwin, utilizando la frase para indicar al reparto y al equipo que era segura para disparar en la escena, según la orden judicial.

La tragedia sucedió cuando, ya rodando en el interior de la antigua iglesia, Baldwin tenía que efectuar un disparo a cámara, es decir, de frente a Halyna Hutchins y Joel Souza, que se encontraba justo detrás de ella. En esas condiciones, el impacto fue letal.

Continuar leyendo

Cine

Cómo sigue la investigación por la muerte accidental de Halyna Hutchins en manos de Alec Baldwin

El actor se pronunció tras el shock: “Estoy cooperando con la investigación policial para descifrar cómo pudo ocurrir esta tragedia. Mi corazón está roto”

La tragedia se produjo cuando, por razones que aún se desconocen, un arma de utilería estaba cargada con proyectiles reales y fue disparada por Alec Baldwin (actor y productor) durante el rodaje de la película Rust, impactando en Halyna Hutchins. “Fue transportada en helicóptero al Hospital de la Universidad de Nuevo México, donde fue declarada muerta por el personal médico”, informó la oficina del sheriff del condado de Santa Fe en un comunicado el jueves.

El director de “Rust”, Joel Souza, que también resultó herido, fue llevado a un centro médico para ser atendido de emergencia pero según contó Frances Fisher, actriz de la película, fue dado de alta.

“El señor Baldwin fue interrogado por detectives. Él ofreció sus declaraciones y respondió sus preguntas. Vino de forma voluntaria, y dejó el edificio después que terminara el interrogatorio”, informó a la AFP Juan Rios, portavoz del sheriff del condado de Santa Fe.

Impactado por el shock, testigos aseguraron que el actor de 63 años no dejaba de preguntar por qué le habían dado una “pistola caliente”, es decir, un arma de fuego cargada con munición real. 

La investigación sigue abierta y aún no hay sospechosos ni se presentaron cargos contra nadie. Por su parte, el consulado ucraniano en San Francisco informó que ya se había comunicado con las autoridades estadounidenses para prestar la asistencia legal necesaria.

Hutchins, nacida en Ucrania y residente en Los Ángeles, había sido reconocida como una de las estrellas ascendentes del gremio en 2019, por la revista American Cinematographer. La Alianza Internacional de Empleados de Escenarios Teatrales, Técnicos de Películas en Movimiento, Artistas y Artesanías Afines de los Estados Unidos, sus Territorios y Canadá (IATSE), también se pronunció en redes sociales y denunció que debía haber un cambio cultural y de seguridad en los procesos de filmación.

Baldwin se pronunció este mediodía a través de su cuenta de Twitter. “No hay palabras para transmitir mi conmoción y tristeza por el trágico accidente que se ha cobrado la vida de Halyna Hutchins, esposa, madre y colega profundamente admirada. Estoy cooperando con la investigación policial para descifrar cómo pudo ocurrir esta tragedia y estoy en contacto con su marido, ofreciéndole mi apoyo a él y a su familia. Mi corazón está roto por su marido, su hijo y todos los que conocían y querían a Halyna”.

Halyna se había mostrado en sus redes sociales disfrutando tanto de los días de rodaje como de aquellos momentos de descanso en los que podía aprovechar el western mood, fotografiando el desierto, montando a caballo, formando parte de los incontables talentos que pisaron Bonanza Creek Ranch.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR