Psicología

Según un informe, uno de cada seis ancianos sufre maltrato

de acuerdo con un nuevo estudio financiado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y publicado en la revista The Lancet Global Health, una importante cifra sufre maltrato de algún tipo

domingo 25 de junio de 2017 - 6:00 am

Los ancianos son un segmento de la población más vulnerable y necesitan de ciertos cuidados con respecto a la salud porque son personas de riesgo en época de contagio de enfermedades, como por ejemplo los virus que circulan en el invierno.

Pero pese a eso, de acuerdo con un nuevo estudio financiado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y publicado en la revista The Lancet Global Health, alrededor de uno de cada seis mayores sufre maltrato de algún tipo. Una cifra superior a las estimaciones anteriores y que, según se calcula, aumentará debido a la tendencia de envejecimiento de la población mundial.

Según las cifras que difundió la OMS, cerca de un 16% de las personas de 60 años o más han sido víctimas de maltrato psicológico (11,6%), abuso económico (6,8%), negligencia (4,2%), maltrato físico (2,6%) o agresiones sexuales (0,9%). Llegaron a esta conclusión tras recabar 52 estudios realizadas en 28 países de distintas regiones, entre ellos 12 de ingresos medianos o bajos.

“El maltrato a las personas de edad está en aumento, causando graves consecuencias personales y sociales para los 141 millones de ancianos del mundo. Debemos intensificar nuestros esfuerzos para prevenir y combatir las distintas formas de maltrato, cuya frecuencia está creciendo”, indicó la asesora superior en salud del Departamento de Envejecimiento y Ciclo de Vida de la OMS, Alana Officer.

La forma más habitual es el maltrato psicológico, que consiste en dirigirse a la persona de forma despectiva, amenazarla, agredirla verbalmente, burlarse, destruirle algunas pertenencias o impedirles el contacto con sus amigos y familia.

Este tipo de situaciones tiene consecuencias para la salud de los ancianos como traumatismos, dolor, depresión, estrés y ansiedad, entre otras. Además, es más probable que la víctima sea ingresada una residencia para mayores, requiera ser hospitalizado, necesite ser atendido en un servicio de urgencias o en un caos extremo, fallezca.

En el 2050, el número de personas mayores de 60 años se habrá doblado hasta alcanzar los 2000 millones, la inmensa mayoría de los cuales vivirán en países de ingresos medianos o bajos. Si la proporción de ancianos que son víctimas de malos tratos no varía, el número de afectados aumentará también llegará a 320 millones.

COMENTARIOS