Sociedad General

El coleccionista de Beccar fue imputado por posesión de objetos nazis

En el caso interviene la secretaría 2 del Juzgado Federal n°1 de San Isidro, a cargo de Sandra Arroyo Salgado

miércoles 21 de junio de 2017 - 10:58 pm

Luego del triple allanamiento realizado en la residencia y los dos comercios del anticuario Carlos Olivares, donde encontraron 40 momias de animales de origen egipcio, algunas estatuillas chinas y unos 20 objetos relacionados al Tercer Reich en Zona Norte, el coleccionista quedó imputado por la posesión de bienes patrimoniales y por la posible venta de objetos nazis.

Los artículos violan la ley 25.743 de protección del patrimonio arqueológico y paleontológico, y la ley 23.592 de penalización contra actos discriminatorios. Sin embargo, el abogado del anticuario alega que su cliente puede desconocer si los objetos en cuestión son originales o réplicas y si forman parte de patrimonio nacional o mundial.

“El está a disposición de la justicia; está imputado pero no está procesado. No lo están acusando; se hicieron los allanamientos y se encontraron una serie de objetos antiguos porque es anticuario”, explicó a La Nación el abogado defensor, Carlos Alberto Demayo.

“Es una persona que jamás se cuidó ni escondió nada, porque obra de buena fue y se dedica a eso; cuando se presentó un posible comprador, no le ocultó lo que tenía”, dijo.

La investigación, que repercutió en varios medios internacionales , empezó unos nueve meses atrás, cuando efectivos policiales de la división de protección de patrimonio cultural de la Policía Federal dieron con información que indicaba que un anticuario estaba vendiendo arqueología prehispánica, concretamente objetos relacionados con la cultura Condorhuasi, de Catamarca. Al profundizar la pesquisa, encontraron que Olivares contaba también con piezas egipcias. “Cuando se llevó a cabo el triple allanamiento, nos sorprendió la cantidad y calidad de los objetos; algunos de ellos ligados al nazismo”, contó Jefe del Departamento de Protección de Patrimonio Cultural de la Policía Federal, Macerlo Daniel El Haibe.

COMENTARIOS