Caso Niembro

Juez sobreseyó a Macri y a Niembro porque no advirtió “maniobras de cariz delictual”

Ambos estaban imputados por "defraudación en perjuicio de la administración pública" y fueron sobreseídos esta semana

miércoles 14 de junio de 2017 - 10:12 am

El juez Roberto Ponce consideró que no hubo “ninguna maniobra de cariz delictual” en las contrataciones del gobierno porteño, cuando estaba a cargo del hoy presidente Mauricio Macri, con la productora del periodista Fernando Niembro, por casi 26 millones de pesos.

Ambos estaban imputados por “defraudación en perjuicio de la administración pública” y fueron sobreseídos esta semana.

El jefe de Estado fue nombrado tres veces en la extensa resolución, de 112 páginas, del juez Ponce, quien sobreseyó a Niembro, su socio Atilio Meza, la hija de éste, Aldana, y al titular de la empresa SV Investigaciones, Santiago Videla.

Macri y Niembro fueron denunciados en 2015, antes de las elecciones presidenciales, por una serie de contrataciones del gobierno porteño para emisión de publicidad y encuestas sobre el sistema de recolección de residuos, mediante el sistema de adjudicación directa con la empresa La Usina, que había sido propiedad del periodista deportivo.

El “total de facturación por ventas al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires” a la empresa de Niembro trepó a 25.920.804,94 pesos y las operaciones se realizaron cuando Macri era jefe de gobierno.

Después de una investigación de casi dos años y un largo peritaje contable, Ponce determinó que “de las pruebas colectadas no surgen elementos de convicción que permitan inferir la existencia de irregularidades o vicios en el trámite de las contrataciones”.

El fallo ratifica que existieron contrataciones directas, que La Usina subcontrató a SV Investigaciones para la realización de encuestas y que los montos de cada operación estaban por debajo de lo estipulado para un llamado a licitación.

No obstante, dijo el juez, “no obra argumento válido para subsumir las contrataciones de referencia en un procedimiento irregular o sostener que se han desviado fondos o que se han pagado sobreprecios del que se deriven perjuicios económicos para la administración pública”.

El fallo sostiene que “la decisión de imprimir a un requerimiento el trámite de contratación directa es una cuestión de apreciación, en la que se tiene en cuenta la necesidad del servicio cuya contratación se requiere, su finalidad, y la demora que admite el servicio para cumplir con su objetivo”.

El juez consideró que “no se ha violentado la normativa vigente al momento de celebrarse las cuestionadas contrataciones”.

“Ninguna maniobra de cariz delictual fue advertida en las operaciones llevadas a cabo por La Usina producciones -más allá de irregularidades advertidas en los libros contables-, pero que de ninguna forma pueden ser indicios ciertos de operaciones defraudatorias”, sostiene el fallo.

El primer punto de la parte resolutiva del fallo dispuso “sobreseer a Mauricio Macri en relación a los hechos atribuidos en esta causa, con la expresa mención que la instrucción del sumario no afecta el buen nombre y honor de que gozaba hasta el momento”.

Fuente DyN

COMENTARIOS