Alimentación

Seis razones por las que incluir coco en tu dieta

Un fruto exótico hasta ahora poco consumido pero que esconde un sinfín de increíbles propiedades

miércoles 14 de junio de 2017 - 7:00 am

El coco es un alimento delicioso y refrescante con propiedades antioxidantes y un gran número de vitaminas y minerales, aunque debe ser consumido con moderación, ya que contiene muchas grasas saturadas y un alto valor energético: 100 gramos de esta fruta suponen 350 calorías.

Tomado con moderación, estos son algunos de los beneficios que te aportará:

Hidratación: en los últimos años, el agua de coco ha ido ganando más y más adeptos entre deportistas y celebrities de todo el mundo y por una buena razón. El jugo extraído de esta fruta es muy rico en sales minerales y bajo en azúcares. Por ello, además de ser una excelente fuente de hidratación en verano, esta bebida resulta eficaz para reducir la presión arterial y los triglicéridos en las personas con colesterol. Lo mismo ocurre con otro de sus derivados, la leche de coco.

Te ayudará a ir al baño: 100 gramos de coco te aportarán 9 gramos de fibra, lo que confiere al fruto propiedades laxantes naturales. La leche de coco es diurética, por lo que combate la retención de líquidos, estimula un buen funcionamiento intestinal, acelera el metabolismo y limpia el organismo del exceso de residuos y toxinas.

Antioxidante: algunos de los minerales que contiene, como el selenio y el zinc, y sus vitaminas, como la E, tienen potentes funciones antioxidantes. Esa es la razón por la que el coco está muy presente en cremas y fotoprotectores solares, por ejemplo.

Uñas y dientes más fuertes: la pulpa es rica en magnesio, calcio y fósforo, tres compuestos que fortifican las uñas, el cabello y los dientes. El aceite extraído de esta fruta también puede contribuir a blanquear los dientes y a evitar la aparición de caries y otras infecciones bucales.

Una fuente de energía: es un alimento con un alto valor energético, por lo que está recomendado para personas que necesiten subir algo de peso o para aquellas que sientan cansancio o fatiga. Resulta ideal consumirlo después de un día agitado, después de realizar una actividad física intensa o en sitios donde haga mucho calor.

El aceite de coco, un aliado de belleza: más allá de las propiedades nutricionales, también reporta beneficios a nivel dermatológico. El aceite de coco es una sustancia recurrente en bronceadores, champús y cremas, ya que es rico en ácido láurico, un ácido con propiedades antibacterianas, antifúngicas y antivíricas. Además, combate los radicales libres y aporta una hidratación profunda, por lo que resulta muy apropiado para disimular estrías, eccemas, psoriasis, cicatrices u otros problemas cutáneos.

Fuente: Cocinatis

COMENTARIOS